•  |
  •  |
  • EFE

El expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) cumplió hoy un mes internado en la clínica Centenario de Lima, a donde ingresó tras la anulación del indulto otorgado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski en la Navidad del año pasado.

Transcurridas cuatro semanas tras su internamiento, no hay ningún reporte del centro médico sobre su estado de salud ni tampoco algún comentario de sus allegados o familiares.

El exmandatario, de 80 años, escribió ayer en su cuenta de Twitter un mensaje para su hija, la excandidata presidencial Keiko Fujimori, recluida en la cárcel de mujeres de Lima por un plazo de 36 meses, a raíz de las investigaciones en su contra por presunto lavado de activos.

"Hija mía, siento mucho haberte metido en el mundo de la política que te ha hecho tanto daño. Te pido perdón por eso. Sólo espero tener las fuerzas y la vida para verte -como en ese día- libre al lado de mis nietecitas", expresó Fujimori junto a una fotografía en el que aparece acompañado de Keiko y su familia.

Mientras que su primogénita y líder del partido opositor Fuerza Popular atraviesa por la peor crisis de su vida política por las sospechas de dirigir una organización criminal, Alberto Fujimori se encuentra a la expectativa de su eventual retorno a prisión, una decisión que ha sido apelada por su defensa.

El procurador público supranacional, Carlos Reaño, confirmó al diario El Comercio que entregó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos un informe sobre el indulto concedido a Fujimori y su anulación por parte del actual mandatario, Martín Vizcarra, por irregularidades.

La Corte Interamericana había dado un plazo hasta el 29 de octubre pasado para que el Estado peruano respondiera sobre el indulto y el cumplimiento de la sentencia a 25 años de cárcel dictada contra Fujimori por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta durante su Gobierno.

El indulto exoneró a Fujimori de seguir cumpliendo la condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad como autor mediato (con dominio del hecho) de las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde murieron 25 personas a cargo del grupo militar encubierto Colina, además de por los secuestros de un empresario y un periodista.

Al expresidente peruano le quedan por cumplir en prisión más de 14 años de pena, por lo que la terminaría de purgar en 2032 con 94 años.

Para evitar que Fujimori vuelva a ser encarcelado, Fuerza Popular aprobó de manera exprés en el Congreso una ley de libertad anticipada para presos ancianos, pero esta fue observada por el Gobierno y devuelta al Parlamento para que pase por las comisiones y tenga un procedimiento normal.

Ante esa situación, el legislador fujimorista Miguel Torres anunció esta semana que Fuerza Popular planteará al presidente que vuelva a indultar al exmandatario.

"Ningún tema está vetado. En un momento así, podría ser importante", señaló Torres, quien asumió el comité de crisis de Fuerza Popular tras la dimisión del secretario general del partido, José Chlimper.