•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que su Gobierno está certificando lo que "apunta" a ser la segunda reserva de oro más grande del mundo y señaló que con el "plan oro", que está desarrollando, estima ingresos de más de 5.000 millones de dólares para 2019.

"Estamos en este momento certificando 32 campos de oro, atención Venezuela, atención inversionistas del mundo, Venezuela en este momento está certificando 32 campos de oro que todo apunta a que van a establecer a Venezuela como la segunda reserva más grande del mundo", dijo en transmisión obligatoria de radio y televisión.

Asimismo, indicó que el plan oro ha venido avanzando este año y "que apunta el próximo año a ingresos récord de más de 5.000 millones de dólares anuales", por lo que dio la bienvenida a todo aquel que quiera invertir en el Arco Minero del Orinoco, una franja rica en minerales ubicada en el sur del territorio venezolano.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. EFE/END

Maduro se refirió a este asunto justo un día después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunciara, a través de una orden ejecutiva, sanciones a las "transacciones ilícitas" del Gobierno de Venezuela relacionadas con el sector del oro.

El decreto estadounidense explica que la medida se justifica "a la luz de las acciones por parte del régimen de Maduro y personas asociadas para expoliar la riqueza de Venezuelapara sus propios propósitos corruptos, degradar la infraestructura de Venezuela y su medioambiente natural a través de mala gestión económica y prácticas industriales y mineras confiscatorias".

En la transmisión de hoy, Maduro, que calificó de "locas" y "dementes" estas sanciones, felicitó a la Fuerza Armada Nacional por "la tremenda batalla que están dando en defensa de los parques nacionales", así como por su lucha contra la minería ilegal.

El presidente venezolano aprovechó incluso para señalar a dos dirigentes de la oposición que denuncian los hechos violentos que ocurren en las zonas mineras de Venezuela, Andrés Velásquez y el diputado Americo de Grazia, de estar financiados por las mafias del oro.

"Son los pranes (líderes negativos) del oro, los pranes del oro que con el plan nacional del Arco Minero del Orinoco deben ir extinguiéndose, desapareciendo, desapareciendo pero son mafias económicas destructivas contaminantes aliadas de los traidores de la patria", dijo.

El partido de estos dirigentes, La Causa R, ya ha reaccionado sobre estas declaraciones que interpretan como una "amenaza de muerte" por denunciar los crímenes que suceden en esta región del país, y señalaron que responsabilizan el Gobierno por lo que pueda sucederles.