•  |
  •  |
  • AFP

Japón anunció hoy que los casos de gripe porcina aumentaron a 93, un día antes del inicio en Ginebra de la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), atenta a la aparición de un foco de la enfermedad fuera de Norteamérica que justificaría decretar la alerta máxima. Funcionarios de la prefectura de Hyogo, que incluye a Kobo, aseguraron que había 53 casos confirmados, mientras la prefectura de Osaka reportó 36, aumentando el balance nacional a 93, incluyendo las cuatro personas que contrajeron la enfermedad fuera del país.

A principios del mes, Japón descubrió sus primeros cuatro casos de gripe porcina en el aeropuerto de Narita, cerca de Tokio. El número de casos aumentó rápidamente en la ciudad de Osaka tras la confirmación ayer de ocho primeros casos, entre ellos estudiantes que no provenían del extranjero.

Cierran escuelas
Según las autoridades locales, más de 1.000 escuelas y guarderías infantiles situadas en la zona donde los casos fueron observados podrían cerrar, así como los cines, mientras algunas empresas ordenaron a sus empleados quedarse en casa. Varios centenares de personas podrían haber sido infectadas por el virus (A) H1N1 en Japón, declaró Masato Tashiro, jefe del laboratorio de investigación sobre la gripe en el Instituto Nacional de enfermedades infecciosas, citado por Kyodo.

El balance anterior era de 32 casos, 29 en la región de Osaka y en la vecina de Hyogo, concretamente en la ciudad de Kobe y los otros tres casos nuevos de este domingo, un estudiante, un profesor de unos cuarenta años y una mujer de unos cincuenta años. "Estamos estudiando cómo prevenir la propagación de la infección", afirmó a la prensa el portavoz del Gobierno, Takeo Kawamura, que precisó que el gabinete tendría una reunión de urgencia mañana. La OMS manifestó que vigilaba de cerca la situación en este país con una densidad de casi 350 habitantes por km2 después de que las autoridades ordenaran el cierre de escuelas y cancelaran los actos públicos en Kobe.

La aparición de un foco de transmisión humana autónoma en una región diferente al continente norteamericano de donde salió el nuevo virus A (H1N1) podría justificar la activación de la fase de alerta máxima de la OMS, la fase 6, que señalaría la primera gran pandemia de gripe del siglo XXI. El último balance de la OMS pasó hoy a 8.480 casos, 29 más que los registrados el sábado. Esta última semana, sin embargo, la cifra había crecido de mil en mil casi todos los días. La epidemia afecta ahora 39 países, y mató a 72 personas, según la OMS. Estados Unidos sigue siendo el país con más contagios (4.714 casos, de los cuales 4 mortales), seguido por México (2.895 casos y 66 muertos, según la OMS, 3.034 casos y 68 muertos, según las autoridades mexicanas).

Los países que participarán en la asamblea mundial de la OMS, que durará el 18 al 22 de mayo, no llegaron a un acuerdo definitivo para compartir material de investigación sobre el virus así como vacunas en caso de que se declare la pandemia. Aún así, México, que estará representado por su ministro de Salud, José Angel Córdova, entregó ayer a la OMS la cepa de virus H1N1 e información detallada sobre la epidemia de gripe porcina para contribuir al desarrollo de una vacuna.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus