•   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunió hoy en Jerusalén con el enviado especial de EE.UU. en Siria, James Jeffrey, con el que abordó la situación en la región, en el mismo día en que Washington impuso de nuevo sanciones contra Irán.

Netanyahu y Jeffrey "analizaron los acontecimientos en Siria y los esfuerzos contra la agresión iraní", informó un comunicado de la oficina de prensa del jefe del Ejecutivo israelí.

En el encuentro, Netanyahu, que considera a Irán la principal amenaza existencial contra Israel, agradeció a Jeffrey su trabajo y extendió una felicitación al presidente estadounidense, Donald Trump, por la entrada en vigor de nuevo de las sanciones contra Teherán.

Estas sanciones son las que existían antes del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por su siglas en inglés), el acuerdo nuclear suscrito en 2015 firmado entre Irán y el G5+1 (Rusia, China, EE.UU., Francia, Reino Unido y Alemania), del que Washington se retiró el pasado mayo.

"Este es un gran día para el Estado de Israel. Es un gran día para el pueblo de Israel. Es un gran día para el futuro de Israel", afirmó Netanyahu sobre una jornada "histórica" en la que EE.UU. impuso "las sanciones más duras sobre Irán desde el principio de los esfuerzos para parar su agresión".

"Ya vemos el impacto de estas sanciones sobre el terreno. Y la segunda ronda de sanciones, especialmente las impuestas sobre el 'swift', el sistema de compensación bancaria que utiliza el régimen iraní, añadirá un golpe severo al régimen terrorista iraní", manifestó el jefe del Gobierno israelí.

Por su parte, el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, auguró hoy un "enorme cambio" en Oriente Medio con el restablecimiento de las sanciones a Irán y aseguró que con un solo acto "Estados Unidos está dando un gran golpe al afianzamiento iraní en Siria, Líbano, Gaza, Irak y Yemen".

Avigdor Lieberman, Ministro de Defensa de Israel (c). EFE/END

El pasado día 2, la Casa Blanca anunció el restablecimiento, a partir de hoy, de todas las sanciones a Teherán, aunque con excepciones temporales para ocho "jurisdicciones territoriales" que han hecho esfuerzos por reducir sus importaciones de petróleo iraní.

La industria petrolera, las transacciones financieras del Banco Central y el sector portuario iraníes están en el punto de mira de las sanciones, que entraron en vigor hoy a las 04.01 GMT.