•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los más destacados abogados británicos pidieron hoy a la primera ministra, Theresa May, que convoque un segundo referéndum sobre el "brexit" (salida del Reino Unido de la UE) por considerar que el proceso de negociación con el bloque europeo era desconocido en la consulta de 2016.

Unos 1.400 letrados del Reino Unido se sumaron hoy, en una carta dirigida a la jefa del Gobierno, a las cada vez más numerosas peticiones de distintos sectores del país, para que haya otro plebiscito sobre el acuerdo que eventualmente se alcance con el bloque europeo de cara a la retirada del país de la UE el 29 de marzo de 2019.

La solicitud de los influyentes abogados, algunos miembros de importantes bufetes del país, sale a la luz después de que la prensa dominical revelase que Londres y Bruselas están finalizando los detalles de un pacto del "brexit" al llegar a un consenso sobre la frontera irlandesa que podría desvelarse esta misma semana.

Theresa May, primera ministra británica. EFE/END

En la misiva, los abogados, entre ellos el exjuez del Tribunal de Apelación Konrad Schiemann y el antiguo juez del Tribunal de Justicia europeo David Edward, argumentan que en el referéndum de junio de 2016 los votantes ignoraban la negociación con la UE.

"La naturaleza del proceso de negociación y su resultado eran desconocidos. Los votantes afrontaron una elección entre una realidad conocida y una alternativa desconocida. En la campaña unas afirmaciones no probadas tomaron el lugar de los hechos y la realidad", subrayan los firmantes.

En el plebiscito celebrado el 23 de junio de 2016, los británicos apoyaron por mayoría retirarse del bloque europeo después de entrar hace más de 40 años en la entonces Comunidad Económica Europea.

En la misiva, los abogados señalan que el Parlamento no tiene que estar más atado al voto de 2016 que al referéndum de 1975, que respaldó la participación del Reino Unido en la UE.

"Había una importante diferencia entre 1975 y 2016. El primer referéndum fue convocado después de que las negociaciones quedaran completadas, así que los votantes sabían lo que estaban votando. En 2016, la naturaleza del proceso de negociación y su resultado eran desconocidos", insisten estos profesionales.

"Los votantes tienen el derecho de saber lo que están votando", agregan los abogados, en referencia al eventual acuerdo con la UE.

Brexit es la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Archivo/END

El abogado especializado en derechos humanos Jonathan Cooper señaló hoy a los medios que el actual estado de las negociaciones del "brexit" "preocupa" a la gente en todo el país.

"Esta carta a la primera ministra ha sido firmada por más de mil colegas míos que están convencidos de que un voto del pueblo no solo es lo que debe hacerse, sino que es lo más democrático", subrayó.

Sin embargo, una portavoz del Ministerio británico para el "brexit" indicó hoy que "el pueblo del Reino Unido ya se ha manifestado en uno de los mayores ejercicios democráticos que este país haya visto y la primera ministra ha dejado claro que no habrá un segundo referéndum".

El fin de semana, más de 70 empresarios del Reino Unido también firmaron una carta para pedir un segundo referéndum al considerar que un acuerdo de salida será "duro y destructivo" para la economía.

Esa misiva llevó las firmas del director ejecutivo de la cadena de librerías Waterstones, James Daunt; de Lord Myners, expresidente de los grandes almacenes británicos Marks and Spencer (M&S), y Martha Lane Fox, fundadora de Lastminute.com, entre otros.

De acuerdo con los medios, May habría conseguido "en privado" ciertas concesiones de Bruselas para sellar el pacto, cuyo escollo es la frontera irlandesa pues el objetivo es que siga siendo invisible para no perjudicar el proceso de paz en Irlanda del Norte.

Las partes tienen que resolver el asunto de la frontera en caso de que no lleguen a un acuerdo sobre la futura relación comercial y de seguridad durante el periodo de transición, que empezará el 29 de marzo de 2019 y durará hasta finales de 2020, aunque tampoco se descarta que se extienda por más tiempo.