•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Partido Republicano consiguió dos sillas más en el Senado, donde ahora proyectan tener mayoría de 53 a 47, sin embargo, en la Cámara de Representantes, los demócratas auguran ganar unos de 35 distritos más para recuperar este órgano legislativo, The New York Times pronosticaba que los liberales llegarían a 229 representantes y los republicanos a 206.

La Cámara de Representantes, los demócratas proyectaban ganar unos de 36 distritos para El presidente estadounidense, Donald Trump, presumió este martes de un “tremendo éxito” en las elecciones legislativas de EE. UU., a pesar de que según las proyecciones, los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes.

“Un tremendo éxito esta noche. ¡Gracias a todos!”, escribió el mandatario en un escueto tuit.

La declaración de Trump llegó después de que la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, asegurara que los resultados de los comicios de mitad de mandato han deparado “una buena noche” para Trump.

“Ahora mismo nos sentimos bien, ha sido una buena noche para el presidente hasta este momento”, dijo Sanders en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

Las proyecciones de resultados parciales anticipan que el partido del mandatario ampliará el control del Senado.

En la carreta por el Senado le quitaron a los demócratas los puestos de Indiana y Dakota del Norte, entre las plazas más disputadas estuvo Texas, donde el senador conservador Ted Cruz, ganó a su rival Beto O’Rourke, según las estimaciones de varios medios de comunicación.

Las cadenas ABC y NBC, junto con medios escritos como Texas Tribune, dan como ganador al republicano con un porcentaje final de 51% frente al 48.3% del progresista.

Florida

El congresista cubano-estadounidense Carlos Curbelo perdió su escaño ante la demócrata Debbie Mucarsel-Powell por el Distrito 26, que incluye los Cayos de Florida y la punta sur de la península floridana.

La también cubano-estadounidense María Elvira Salazar perdió ayer la oportunidad de reemplazar a la veterana congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, quien anunció desde 2017 que no se iba a presentar a la reelección este año en el importante distrito 27, que incluye el centro de Miami.

Con la derrota de Curbelo, y de María Elvira Salazar, sólo queda un representante por Florida en la cámara baja que es de origen cubano, Mario Díaz-Balart, y el poder del grupo de presión encabezado por el senador Marco Rubio se verá así reducido.

Gobernadores

Los demócratas arrebataron también cuatro gobernaciones a los republicanos en los estados de Nuevo México, Michigan, Illinois y Kansas.

En Nuevo México, ganó la congresista hispana Michelle Luján Grisham, mientras que en Michigan se impuso Gretchen Whitmer y en Illinois lo hizo J.B. Pritzker.

Este último, heredero de la cadena hotelera Hyatt, se convertirá cuando asuma el poder en el político más rico del país, con una fortuna estimada en 3,200 millones de dólares, por encima del presidente Donald Trump, cuyo valor neto ronda los 3,100 millones, según la revista Forbes.

En Kansas, la demócrata Laura Kelly se impuso al candidato republicano Kris Kobach, un aliado de Trump, que había ganado las primarias republicanas para reemplazar al actual gobernador, el conservador Jeff Colyer.

Por lo demás, los demócratas retuvieron las gobernaciones de Nueva York, Pensilvania, Minesota y Rhode Island; mientras que los republicanos hicieron lo propio con las de Texas, Oklahoma, Wyoming, Arkansas, Tennessee, Alabama, Carolina del Sur, Maryland, Massachusetts y Nebraska, a falta de conocerse los últimos resultados.

Demócratas celebran

La líder demócrata de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, aseguró anoche que “mañana será un nuevo día” para el país después de que su partido arrebatara la mayoría en esa cámara a los republicanos en los comicios de medio mandato celebrados este martes.

Pelosi, quien será a partir de enero la presidenta de la Cámara Baja estadounidense después de ocho años en manos conservadoras, insistió en que el logro de los demócratas de esta noche no tiene que ver con las diferencias partidistas, sino con “conservar los valores constitucionales” de Estados Unidos.

“Con esta nueva mayoría demócrata vamos a honrar los valores de nuestros padres fundadores”, insistió la congresista por California en su discurso de victoria.