•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Bolivia y los sindicatos afines al presidente Evo Morales acordaron hoy trabajar para fortalecer la economía del país ante el giro en la política de Brasil tras la victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

El asunto fue abordado en una reunión en La Paz entre Morales y los principales dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y la Coordinadora Nacional por el Cambio, que agrupa a organizaciones de campesinos, indígenas y obreros afines al Gobierno.

El máximo dirigente de la COB, el minero Juan Carlos Huarachi, explicó a los medios que en el encuentro se evaluó "lo que ha ido aconteciendo en Brasil", donde "ahora hay un nuevo presidente electo conocido como derechista".

"Mientras estemos unidos, organizados, mientras tengamos claridad ideológica y programática en especial, no hay por qué tener miedo", sostuvo Morales. EFE/END

Huarachi expresó la "preocupación" de los dirigentes sindicales sobre los posibles efectos que la elección de Bolsonaro podría tener en Bolivia en la política y economía.

"Creemos que es importante fortalecer nuestras empresas, nuestra industria, las empresas estratégicas del Estado y trabajar en coordinación con la propia Confederación de Empresarios Privados de Bolivia", indicó el sindicalista.

Al respecto, enfatizó en que será necesaria esta coordinación para "fortalecer las empresas y la economía del país".

Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil. EFE/END

Bolivia y Brasil comparten una frontera de casi 3.500 kilómetros y el mercado brasileño es el principal destino de las exportaciones bolivianas, sobre todo por la venta de gas natural.

Tras conocerse los resultados de la segunda vuelta en el país vecino, Morales expresó su disposición a trabajar con el nuevo Gobierno de Brasil en asuntos de interés para ambos países, pese a reconocer las diferencias ideológicas con Bolsonaro.

En un acto en la región andina de Potosí, el mandatario boliviano señaló este martes que en la reunión de esta mañana algunos dirigentes sindicales le expresaron su preocupación porque "un derechoso ganó en Brasil" y se preguntaron "¿qué hacemos ahora?".

"Mientras estemos unidos, organizados, mientras tengamos claridad ideológica y programática en especial, no hay por qué tener miedo", sostuvo Morales.