•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, conversó hoy por teléfono con la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, para "hacer balance" del progreso en las negociaciones del "brexit" y abordar los próximos pasos a seguir.

"Tuve una conversación telefónica con Theresa May esta mañana para hacer balance del progreso en las charlas sobre el 'brexit' y debatir sobre el camino a seguir", informó el líder del Consejo en su cuenta de la red social Twitter.

La jefa de Gobierno británico se reunió ayer en su despacho oficial de Downing Street con los principales miembros de su gabinete y les trasladó que confía en cerrar un pacto "lo antes posible", aunque no "a cualquier precio".

El principal punto de fricción continúa siendo la cláusula de seguridad que exige la Unión Europea para asegurar que Irlanda del Norte permanece integrada en las estructuras comunitarias mientras Londres y Bruselas no acuerden un nuevo pacto comercial, lo que podría demorarse años, a fin de que nunca se levante una frontera entre las dos Irlandas.

En la última cubre de líderes de la Unión Europea de los pasados 18 y 19 de octubre, Tusk se mostró dispuesto a ampliar el periodo de transición del "brexit" -entre la salida del país y la entrada en vigor de su nueva relación con la UE-, tal y como contempló May.

El objetivo es solventar el bloqueo de las negociaciones que se constató durante el encuentro y que había llevado a Tusk a advertir días antes de la cumbre de que un "brexit" sin acuerdo era "más probable que nunca".

Desde entonces, las conversaciones han continuado y Bruselas mantiene abierta la posibilidad de convocar una cumbre extraordinaria en noviembre para rubricar un pacto si el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, considera que se han hecho "progresos decisivos" en las negociaciones.

En este sentido, Barnier señaló hoy que está "claro que se necesita más trabajo en las negociaciones del 'brexit'" y que siguen "decididos a alcanzar un acuerdo".

El negociador jefe de la Unión se pronunció así en Twitter tras reunirse con el primer ministro finlandés, Juha Sipila, en Helsinki, donde asiste al Congreso del Partido Popular Europeo.

El negociador jefe de la UE, Michel Barnier (i) y el primer ministro finlandés, Juha Sipila (d). EFE/END

Las autoridades comunitarias han barajado el 17 de noviembre como posible fecha para esa cumbre, si bien diversas fuentes consideran que podría producirse mas tarde, aunque antes de que May y otros líderes viajen a Argentina para la reunión del G20 el próximo día 29.

Ese calendario permitiría al Gobierno británico presentar el acuerdo que firme con Bruselas ante el Parlamento antes del parón navideño, lo que a su vez daría espacio para que la cámara legislativa apruebe en los primeros meses de 2019 las numerosas leyes necesarias para dar forma al "brexit", que se materializará el próximo 29 de marzo.