•   Nueva Delhi, India  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un mono mató a un bebé tras arrebatarlo de los brazos de su madre en la ciudad india de Agra, donde se encuentra el Taj Mahal, dijo el jueves un oficial de policía que investiga el accidente.

El retoño de 12 días estaba siendo amamantado por su madre cuando un mono macaco rhesus irrumpió en su casa el lunes, relató a la AFP el jefe de la policía local Prashant Verma.

 Lea: Francia registra varios casos de leones cachorros en manos de particulares

El primate agarró al bebé y saltó por varios tejados en un concurrido distrito de la ciudad turística, añadió.

Unas 1,900 personas fueron mordidas por simios en la capital Nueva Delhi en 2016. Foto: AFP/END

Después de que la madre alertara de lo ocurrido, los vecinos cazaron al animal obligándolo a soltar al bebé en la parte superior de un edificio.

Verma dijo que el niño fue declarado muerto a su llegada al hospital, pero la familia rechazó que se le realizara una autopsia, por lo que las causas de la muerte -ya sea por caída, mordedura o algo más- no se pudieron determinar.

 De interés: Detectan un caso de vaca loca en una granja escocesa

India cuenta con una población de monos estimada en 50 millones y se cree que aproximadamente 10.000 vagan por Agra, donde roban pertenencias, molestan a los residentes e irrumpen en las casas.

Los incidentes de ataques de macacos -una especie común en todo el país caracterizada por sus caras rojizas- son frecuentes en esta ciudad.

Familiares del niño raptado por un mono. Foto: AFP/END

La semana pasada una niña resultó herida en Agra en un feroz ataque de monos.

 Además: Nepal celebra su mayor festival con el sacrificio de miles de animales

Muchos monos en India, que son alimentados por hindúes que veneran al dios mono Hanuman, están volviéndose agresivos debido a la disminución de su hábitat natural.

Unas 1,900 personas fueron mordidas por simios en la capital Nueva Delhi en 2016, según cifras del gobierno.

Un exalcalde de Nueva Delhi murió después de caer desde el balcón de su casa al sufrir un ataque de monos en 2007.