• Jerusalén, Israel |
  • |
  • |
  • EFE

El jefe de Gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, ordenó hoy al Ministerio de Exteriores, cuya cartera ostenta él mismo, no firmar el Pacto Mundial para la Migración promovido por la ONU que será suscrito el próximo mes de diciembre por unos 190 países.

"Estamos comprometidos con proteger nuestras fronteras contra los migrantes ilegales. Esto es lo que hemos hecho y esto es lo que continuaremos haciendo", argumentó en un comunicado.

También: La ONU insta a trabajar para mantener "precaria" calma entre Israel y Gaza

Este pacto será el primer acuerdo intergubernamental, bajo el auspicio de la ONU, que tiene como objetivo "cubrir todas las dimensiones de la migración internacional de una manera completa y holística" y será sometido a aprobación el próximo 10 de diciembre en Marrakech (Marruecos).

El Gobierno israelí anunció este año un plan de deportación forzosa masivo a terceros países de miles de inmigrantes africanos, que fue muy criticado por ONG locales y la comunidad internacional, y que finalmente canceló en abril "por imposibilidad de llevarlo a cabo".

Lea: Netanyahu anuncia inversión en áreas junto a Gaza tras críticas por tregua
Lea: ONG española lanza campaña para evitar migración de niños

El plan afectaba a unos 38.000 residentes inmigrantes, principalmente de Sudán y Eritrea, que entraron de manera clandestina al país a través del Sinaí, y se encuentran en una situación legal compleja, siendo miles de ellos solicitantes de asilo.