• Madrid, España |
  • |
  • |
  • AFP

El técnico del Real Madrid, Santiago Solari, se mostró "muy ilusionado" este viernes con su nueva etapa al frente del equipo blanco, ya ratificado como entrenador definitivo tras la destitución de Julen Lopetegui, prometiendo "compromiso" con una "enorme y hermosa responsabilidad".

"Estoy muy agradecido y muy ilusionado con esta enorme y hermosa responsabilidad", aseguró Solari en la rueda de prensa previa al partido de Liga del sábado contra el Eibar, su primera comparecencia tras su ratificación al frente del equipo hasta 2021.

Lea: Benzema confía en alcanzar los 35 goles esta temporada

Sin embargo, matizó que este nombramiento "no cambia nada respecto a los once años precedentes que llevo en esta institución" entrenando a las categorías inferiores y al filial del equipo blanco.

​  El técnico blanco ha empezado con buen pie con cuatro victorias en sus primeros cuatro partidos. Foto: EFE/END

"Para mí lo importante es el compromiso con el club realizando su trabajo día a día, y después, todos estamos de paso aquí, en la vida, en el Madrid, y más en este cargo", añadió el técnico blanco.

Solari sigue los mismos pasos que Zinedine Zidane, que pasó de entrenar al filial a llevar las riendas del primer equipo, pero el argentino insiste en que no hay comparación posible con el francés.

"Zidane es absolutamente incomparable con cualquiera, Zidane es una leyenda de este club", dijo solari.

De interés: Atlético de Madrid y Barcelona chocan con el liderato liguero en juego

"Lo fue como futbolista, porque tuvo un nivel fantástico, fue un jugador exquisito con el que tuve la suerte de compartir, y de sudar y de luchar juntos",añadió.

"Y como entrenador, no conozco las estadísticas, pero probablemente sea el entrenador más exitoso de la historia del Real Madrid, pero más allá de todo esto, a Zidane lo admiro como hombre y lo admiro como ser humano", aseguró Solari.

"Para mí, no hay que compararlo con nadie, hay que dejarlo allí con él mismo, solo con su grandeza", insistió.

Solari sigue los mismos pasos que Zinedine Zidane, que pasó de entrenar al filial a llevar las riendas del primer equipo. Foto: EFE/END

El técnico blanco ha empezado con buen pie con cuatro victorias en sus primeros cuatro partidos en el banquillo y el sábado vuelve a tener otra prueba contra el Eibar, con la misión de seguir sumando para acercarse a los equipos de cabeza en la Liga.

Además: River-Boca: ¿qué duelos se esperan en la superfinal de la Copa Libertadores?

"Lo imagino (el partido) muy intenso, muy aguerrido", afirmó Solari, al que le gustaría que su centrocampista Luka Modric se hiciera con el Balón de Oro.

"Sería fenomenal, fantástico, merecido, tanto si lo gana Modric, como si lo gana Varane o Benzema", concluyó el técnico blanco.