•  |
  •  |
  • END

GINEBRA/AFP

La OMS estima que se pueden fabricar en un año 5,000 millones de vacunas contra la gripe porcina, de la que se confirmaron 1,000 nuevos casos en las últimas 24 horas, la mayor parte de ellos en México y Estados Unidos.

Una vez que haya empezado la fabricación de la vacuna, la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé una producción de 94.3 millones de dosis por semana, según un documento presentado ayer martes a grupos farmacéuticos como Sanofi, Solvay, GSK y Novartis, del cual la AFP obtuvo una copia en Ginebra, donde la organización celebra su Asamblea General.

El gigante farmacéutico suizo Novartis afirmó que había recibido el virus A (H1N1) y que espera la orden de la OMS para lanzar la producción de vacunas.

“Recibimos el virus y nuestros investigadores están modificándolo para empezar a producir una vacuna”, precisó un portavoz del laboratorio, añadiendo que se necesitarán entre tres y cuatro semanas para empezar la producción efectiva.

La OMS había invitado a una reunión de una hora a 30 fabricantes de vacunas de 19 países industrializados y en vías de desarrollo. Una de las cuestiones clave de la reunión fue el costo de la vacuna y disponibilidad en los países pobres más vulnerables, según responsables.

Aumenta presión

Según el programa de lucha elaborado por las autoridades sanitarias mundiales para hacer frente a las pandemias, la producción de las vacunas comenzaría en el momento en que se pasase al máximo nivel de alerta, el 6. Chan mantuvo el lunes el nivel de alerta 5 decretado el 29 de abril.

La presión aumentaba ayer martes sobre la OMS, tras contabilizarse unos mil casos más en las últimas 24 horas, con lo que el número de afectados ascendió a 9,830, entre ellos 79 muertos, en 40 países.

La mayor parte de los nuevos contagios se dieron principalmente en México (545 diagnosticados) y en Estados Unidos (+409).

Alarma en Japón

La rápida propagación del nuevo virus en Japón, donde el martes había ya 178 casos confirmados, acentúa la preocupación en el seno de la OMS, porque el descubrimiento de un “foco autónomo de contaminación” fuera del continente americano, justificaría el anuncio de que el mundo se enfrenta a la primera gran pandemia gripal del siglo XXI.

Tras la detección de 15 nuevos casos de gripe porcina, Japón decidió cerrar más de 4,000 colegios y guarderías en la región de Kobe y Osaka (oeste), región por la que la enfermedad se propagó rápidamente desde el sábado.