•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La primera ministra británica, Theresa May, hizo hoy balance en la Cámara de los Comunes sobre la cumbre del G20, en la que transmitió a los otros líderes internacionales un "claro mensaje" de que, después del "brexit", el Reino Unido estará "abierto a los negocios" y a "llegar a acuerdos comerciales".

La "premier" estuvo este fin de semana en Buenos Aires para participar en la cumbre del G20 y recordó que fue la primera visita de un primer ministro británico a la capital argentina.

Lea: El 51% de británicos cree que seguir en la UE es lo mejor para la economía

La mandataria conservadora relató en el Parlamento británico que trasladó al resto de asistentes que su acuerdo garantiza una salida del país de la Unión Europea (UE) "ordenada" que beneficiará a la "economía global".

"Una vez salgamos de la UE podremos y haremos acuerdos comerciales ambiciosos", manifestó May, parafraseando el mensaje que lanzó en la cumbre.

También: Pase lo que pase, la economía británica sufrirá por el Brexit

Además, contó que dijo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ambos países podrán llegar a un acuerdo comercial, después de que el republicano opinara la semana pasada que no estaba claro que el Reino Unido pudiera negociarlos con otros países fuera del bloque europeo.

Afirmó, asimismo, que diecinueve de los veinte países reafirmaron su compromiso con el Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático, pero que se mantiene la "decepción" porque Estados Unidos decidiera abandonarlo.

De interés: España insiste en el valor jurídico de la declaración sobre Gibraltar

La primera ministra recordó que se reunió con el heredero de Arabia Saudí, Mohamad bin Salmán, y que le instó a asegurarse de que los responsables del asesinato de Jamal Khashoggi rindieran cuentas por lo sucedido y a poner fin al conflicto en Yemen.