•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió el martes la posibilidad de prolongar la tregua comercial de 90 días negociada con su homólogo chino, Xi Jinping, para desactivar la disputa comercial provocada por Washington.

El plazo comenzó a correr el 1 de diciembre, cuando Trump se reunió en Buenos Aires con Xi al margen de la cumbre del G20 y acordó trabajar para lograr un acuerdo para retirar los aranceles en cientos de miles de millones de dólares impuestos por ambas partes al comercio bilateral.

 Lea: Tregua entre China y EE.UU. eleva el precio del petróleo a US$52.95

Sin embargo, Trump no descartó ahora que esa tregua se extienda más allá del 1 de marzo próximo.

"Las negociaciones con China ya han comenzado. A menos que se prolonguen, finalizarán en 90 días a partir de la fecha de nuestra maravillosa y cálida cena con el presidente Xi en Argentina", escribió Trump en Twitter.

Después de la reunión, Washington acordó frenar la amenaza de Trump de aumentar los aranceles de 200.000 millones de dólares en importaciones chinas al 25% a partir del 1 de enero, dejándolos en la tasa actual del 10%.

A cambio, Washington dijo que China compraría cantidades "muy importantes" de bienes agrícolas, energéticos, industriales y otros productos estadounidenses.

 De interés: Trump congela su plan de subir aranceles a China y abre diálogo con Xi

El domingo, Trump dijo que China también "reduciría y eliminaría" los aranceles del 40% en los autos, aunque Pekín aún tiene que confirmar la medida.

El representante de comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, liderará las conversaciones con el gobierno de Xi para ver "si un acuerdo REAL con China es realmente posible", tuiteó Trump el martes.

"Si es así, lo haremos", agregó, señalando que "se supone que China debe comenzar a comprar productos agrícolas y otros inmediatamente".

Los agricultores estadounidenses se han visto gravemente afectados por las represalias de China a las exportaciones estadounidenses, especialmente a las ventas de soja, que se han desplomado.

 Además: China busca en Panamá ampliar su comercio e influencia en América Latina

Trump advirtió que a pesar de que -al igual que Xi- quiere llegar a un acuerdo, él sigue siendo favorable a los aranceles.

"Recuerden, soy un hombre de aranceles", dijo. "Cuando personas o países entran para asaltar la gran riqueza de nuestra nación, quiero que paguen por el privilegio de hacerlo".

En otro tuit posterior, Trump dijo que si se logra "un trato justo con China" que contemple los intereses estadounidenses, lo firmará "felizmente".