•   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, agradeció hoy ante el embajador de EE.UU., David Friendman, un año del reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, en un acto de la festividad de Janucá en el Muro de las Lamentaciones, en el este ocupado de la ciudad.

"Hace exactamente un año (Donald Trump) tomó una decisión que tiene una importancia histórica porque ha reconocido la historia. No se puede promover la paz con mentiras y sobre una política basada en las mentiras que choca con las rocas de la realidad", defendió Netanyahu.

Lea: La posible mudanza de la embajada brasileña en Israel preocupa a empresarios

El jefe de Gobierno israelí valoró "como un movimiento valiente y verdadero" la decisión del presidente Trump, que supuso un duro golpe para los palestinos, que reivindican la zona oriental como su capital, y ha llevado a las relaciones diplomáticas entre Israel y Palestina a su punto más bajo.

"El reconocimiento de Jerusalén, nuestra herencia y la conexión que ninguna otra nación tiene con ninguna otra ciudad. La verdad es la base para todo y la base para la paz", declaró Netanyahu.

También: Senado paraguayo rechaza proyecto para pedir traslado de embajada a Jerusalén

"Trump reconoció lo que ya sabemos, que ha existido aquí no solo desde la época de los Macabeos, desde la época del Rey David, 800 años antes", defendió.

Durante la ceremonia que se celebró en el principal lugar de culto del judaísmo, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, territorio ocupado, Netanyahu encendió la quinta vela de la festividad de Janucá, en la que durante una semana es costumbre encender cada día una vela en el candelabro llamado "janukiá", de nueve brazos (uno por cada día y otro reservado para la vela que prende a las demás).

De interés: Netanyahu y vicepresidente chino impulsan la innovación conjunta en Jerusalén

"Hoy celebramos 70 años de la renovación del Estado de Israel. Esta potencia del espíritu se manifiesta con la alta posición de Israel en el mundo, con el poder especial proyectado aquí en Oriente Medio, en los países árabes y musulmanes, en áfrica Asia y en otros lugares, que se aproximan a nosotros buscando la paz y relaciones", dijo.