•   San Diego, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La alcaldesa de Chula Vista (California, EE.UU.), Mary Casillas-Salas, reclamó hoy al presidente Donald Trump el impacto económico causado en la región por los cierres parciales en los cruces fronterizos tras la llegada de la caravana de inmigrantes centroamericanos.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) cerró hoy momentáneamente para otro simulacro una de las dos garitas entre Caléxico y Mexicali, en el condado Imperial, sin precisar la razones, aunque grupos civiles consideran que buscan prevenir cruces masivos de inmigrantes en busca de asilo político.

Casillas-Salas y la alcaldesa electa de National City, Alejandra Sotelo-Solís, expresaron hoy en una carta a Trump su preocupación por los impactos en el comercio debido a los cierres en su jurisdicción y la crisis humanitaria de estos inmigrantes.

"Le escribimos para expresar nuestra preocupación e indignación ante la situación que usted ha creado en la frontera entre México y Estados Unidos dado la falta de recursos dirigidos a procesar a los solicitantes de asilo", señalan.

Tal y como sucedió en pasados simulacros en las garitas de San Ysidro, Otay Mesa y Tecate, decenas de agentes con equipo antimotines practicaron durante media hora su formación, así como el uso de dispositivos de humo.

En total, la transitada frontera entre California y México ha cerrado en seis ocasiones, cuatro de ellas por simulacros, en las últimas tres semanas.

"Cualquier acción para cerrar la frontera resultará en un daño irreversible que amenazaría con hundir a la economía del país a una recesión", agregan las funcionarias.

El presidente Trump ha amenazado con cerrar la frontera con México tras la llegada de la caravana de inmigrantes y en su intento por obtener presupuesto para financiar su prometido muro fronterizo.

"Las consecuencias económicas de cerrar la frontera serían catastróficas, irresponsables y totalmente evitables", señalan las alcaldesas.

Las autoridades estiman que el cierre de cinco horas registrado el pasado 25 de noviembre en la garita de San Ysidro dejó pérdidas económicas a negocios de dicho distrito por encima de los 5 millones de dólares. Las ciudades vecinas de Chula Vista y National City, también se vieron afectadas, confirmaron sus alcaldesas.

Ambas hicieron el exhorto a Trump a enviar más recursos a la frontera para procesar miles de solicitudes de asilo de quienes llegaron con ese fin.