• Asunción, Paraguay |
  • |
  • |
  • EFE

Paraguay registró un asesinato machista de media cada semana en 2018, así como cuatro abusos sexuales a diario a niñas de entre 10 y 15 años, de acuerdo a las cifras recogidas en el informe anual que publicó hoy la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy).

En lo que va de año se han producido 50 feminicidios en el país suramericano, lo que representa un aumento de dos víctimas con respecto a 2017 y de 18 en referencia a 2016, según el informe.

Lea: Comité de la ONU contra tortura preocupado por violencia de género en Perú

El informe alerta de la evolución preocupante de los asesinatos machistas en los últimos cinco años y reclama mayor "voluntad política" y un "aumento presupuestario" por parte del Gobierno para hacer frente al problema.

En cuanto a la cifra de abusos infantiles, subraya que se trata de datos oficiales incompletos, ya que hay muchos menores que no llegan a denunciar a la Justicia para no sentir la "vergüenza de familiares" y por miedo a sentirse culpables.

Desde la coordinadora insistieron en la importancia de fortalecer las "investigaciones penales exhaustivas y proactivas" en todo el país para condenar a los responsables de los delitos.

Entre los casos denunciados por Codehupy en 2018, figura la violación que sufrió una menor de 13 años el pasado mes de agosto en las instalaciones del Arsenal de la Armada Nacional, situado en Asunción, y por la que hay 13 imputados.

La portavoz del área de la Mujer de la coordinadora, Karina Cueevas, señaló en la rueda de prensa de presentación de los datos que la violencia contra la mujer es un problema "estructural" en la sociedad paraguaya.

De interés: Hombre mata a su expareja sentimental y a la hija de ella en Costa Rica

En ese sentido, recordó las condiciones laborales a las que están sujetas las trabajadoras domésticas, ya que únicamente 9 de cada 10 empleadas del hogar accederá a una jubilación.

De la misma manera, la portavoz de la coordinadora denunció la "estigmatización y la discriminación" a la que están expuestas las trabajadoras sexuales cuando acuden a los centros de salud de Paraguay.

"El Estado sigue teniendo un desafío en relación al principio y los derechos de las personas a la igualdad y la no discriminación", añadió.

Cuevas incidió en las dificultades que atraviesan los colectivos sociales y los medios de comunicación para denunciar la desigualdad de género en Paraguay y recordó las amenazas de muerte que recibió este año la periodista paraguaya Noelia Díaz Esquivel en su cuenta de Twitter por sus publicaciones.

Además: Mueren 109 mujeres en Francia a manos de sus parejas en 2017, un 13% menos

Entre las soluciones que plantea Codehupy, se encuentra instaurar una educación igualitaria en todo el país, así como ampliar los servicios de prevención y de atención para las víctimas para que sean efectivos en las zonas periféricas.

Según los datos del informe, el 62,3 % de las denuncias por violencia contra la mujer en 2018 se concentraron en los departamentos Central, Alto Paraná, Asunción e Itapúa, mientras que el resto de regiones apenas alcanzan porcentajes de un 2 o un 3 %.

Desde 2016, Paraguay se rige por la Ley de "Protección integral a mujeres contra toda forma de violencia", en la que se tipificó como delito el feminicidio por primera vez en la historia del país suramericano.