• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • EFE

Un grupo de opositores, familiares y abogados de presos políticos venezolanos pidieron hoy, por décima vez, que la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, visite el país y "constate" la crisis creada por la "dictadura".

El grupo, liderado por Lilian Tintori, esposa del dirigente preso Leopoldo López, acudió a la sede de la ONU en Caracas -como lo hace cada semana desde hace tres meses- para entregar un documento, aunque esta vez el escrito contiene una "agenda sugerida" en caso de que la alta comisionada y expresidenta chilena visite el país.

Michelle Bachelet trabaja para que su oficina pueda volver a Nicaragua y Venezuela

"Cada semana entregamos a la oficina un documento claro que exige la presencia de la ONU en Venezuela porque es la única herramienta internacional que le queda a los venezolanos para salvar al país, para el cambio que tiene que venir urgente", dijo Tintori a periodistas.


Comentó que en esos tres meses se han producido reuniones entre activistas de ONG que trabajan "el tema humanitario", "el tema de presos políticos y que trabajan el tema de los asesinados en protestas" para presentar un informe a la alta comisionada.

"Estamos entregando aquí a esta oficina (...) la agenda sugerida, lo que ella no puede dejar de hacer si ella viene a Venezuela, lo que ella no puede dejar de ver si ella viene a Venezuela", apuntó tras señalar que no puede suceder que Bachelet llegue al país y "avale" una "dictadura" que ha creado, dijo, "la peor crisis" de la historia.

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos / Archivo
Los familiares del diputado preso Juan Requesens también dijeron que Bachelet debe visitar Venezuela y reunirse con los parientes de los políticos encarcelados y los manifestantes "asesinados" en las protestas y desmentir al Gobierno de Nicolás Maduro, que dice asegurar los derechos humanos.

"Un régimen que habla de democracia y de libertad cuando aquí adentro estamos secuestrados por unas personas que no les importa asesinarnos, que no les importa apresarnos, que no les importa mandar al exilio al venezolano que piensa distinto", dijo Rafaela Requesens, hermana del diputado.