•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un grupo bipartidista de senadores de EE.UU. propusieron hoy otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS, en sus siglas en inglés) a venezolanos desplazados por la situación que se vive actualmente en Venezuela.

El senador republicano Marco Rubio y sus colegas demócratas Bob Menéndez, Dick Durbin y Patrick Leahy plantearon hoy esa legislación, que pretende también "brindar apoyo a los sistemas migratorios en los países aledaños a Venezuela", que han recibido miles de desplazados en los últimos meses.

 Lea: Trump insiste en que México va a pagar por el muro en la frontera con EEUU

"Ya que los venezolanos continúan afrontando serias amenazas a su seguridad, es evidente que las condiciones en el país justifican el otorgamiento de un estado de protección temporal a los ciudadanos venezolanos que residen en Estados Unidos", argumentó Rubio en un comunicado.

El senador por Florida explicó que la concesión de esta protección migratoria "brindará una solución temporal a muchos venezolanos que temen regresar a su país de origen debido a la crisis actual y las condiciones extraordinariamente difíciles".

Por su parte, Durbin dijo que el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, "ha tomado una serie de acciones represivas y antidemocráticas", por lo que EE.UU. tiene "la responsabilidad" de ayudar a los hombres, mujeres y niños venezolanos "inocentes" para evitar una situación peligrosa.

 De interés: México será nuevo receptor de inmigrantes mientras el sistema colapsa en EEUU

La inestabilidad política y económica en Venezuela ha provocado que unos 3 millones de refugiados y migrantes venezolanos hayan abandonado el país, según datos de la ONU.

Colombia tiene el mayor número de refugiados y migrantes venezolanos, más de un millón; seguido de Perú, con medio millón; Ecuador, con más de 220,000; Argentina, con 130,000; Chile, con más de 100,000, y Brasil, con 85,000, de acuerdo a datos de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Establecido por el Congreso en 1990, el TPS es un programa temporal y renovable que protege a los amparados de la deportación y permite el acceso a un permiso de trabajo temporal para migrantes que no pueden regresar a su país de forma segura debido a desastres naturales, conflictos armados u otras condiciones extraordinarias.

 Además: Trump amenaza con mandar al ejército a construir el muro con México

Actualmente, el TPS protege de la deportación a más de 436,000 inmigrantes, de los cuales aproximadamente el 90 % son de El Salvador (262,000), Honduras (86,000), Haití (58,000) y Nicaragua (5,000).

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha cancelado en los últimos meses esa protección migratoria para algunos países a partir de diferentes fechas, incluyendo Nicaragua y El Salvador.