•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Bolivia pidió hoy al de Estados Unidos que se abstenga de intervenir en sus asuntos internos, a raíz de un pronunciamiento del país norteamericano sobre las elecciones generales bolivianas que se celebrarán en 2019.

En declaraciones a los medios, el canciller boliviano, Diego Pary, recordó que un acuerdo firmado entre ambos países en 2011 establece que tienen "el deber de abstenerse de intervenir en los asuntos internos de ambos Estados".

Lea: Morales dice que negar su candidatura es como si Messi o Ronaldo no jugasen

"Ambos países hemos reconocido claramente que los asuntos internos, que los asuntos que incumben a cada uno de los países, los tratan los países y nosotros no aceptamos la intervención de otros países para referirse a los temas que les interesan a los bolivianos", sostuvo el ministro.

Pary reaccionó de esta forma a un comunicado emitido este pasado domingo por el portavoz adjunto del Departamento de Estado de Estados Unidos, Robert Palladino, del que se hicieron eco medios bolivianos.

También: Morales dice que exgobernantes críticos de su reelección defienden al imperio

En la nota, Estados Unidos se suma a una preocupación expresada por la Unión Europea sobre amenazas a vocales del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia que "no conducen a crear las condiciones que se requieren para llevar a cabo elecciones libres e imparciales en 2019".

"El respeto a la independencia del poder judicial, el pluralismo político y la libertad de expresión son derechos fundamentales y pilares esenciales de la democracia y del Estado de derecho", señala el comunicado.

El presidente de Bolivia, Evo Morales (c) y el canciller boliviano, Diego Pary (i). EFE/END

Estados Unidos "apoya una democracia saludable en Bolivia que respeta la Constitución boliviana y la voluntad del pueblo boliviano", concluye.

De interés: Un muerto y dos policías heridos en jornada contra la reelección de Morales

El órgano electoral habilitó una nueva candidatura del presidente de Bolivia, Evo Morales, para las elecciones primarias del próximo 27 de enero, previas a los comicios generales de octubre de 2019.

Opositores, agrupaciones ciudadanas y la Iglesia católica de Bolivia denuncian que Morales fue habilitado pese a que la Constitución permite solo dos mandatos consecutivos y a que un referendo en 2016 rechazó una reforma para eliminar ese límite.

Los partidarios de Morales defienden que el órgano electoral actuó de forma correcta, pues enmarcó su decisión en un fallo del Tribunal Constitucional de 2017 en respuesta a un pedido del oficialismo, que da luz verde a la reelección indefinida.

Pary manifestó que "todas las instancias nacionales han tomado sus decisiones en el marco de sus competencias" y consideró que "no están en duda las decisiones" de estas instituciones.

Morales, que gobierna desde 2006 y es el presidente con más tiempo en el poder en su país, ya fue habilitado para un tercer mandado al determinar el Constitucional que el primero no cuenta porque Bolivia se refundó en 2009 de República a Estado Plurinacional.