•   Riad, Arabia Saudí  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Finanzas de Arabia Saudí, Mohamed al Yadaan, afirmó hoy que las inversiones extranjeras se han mantenido a pesar de las repercusiones del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, cometida por agentes saudíes en Estambul.

Al Yadaan aseguró que "el reino sigue recibiendo peticiones de inversión extranjera y se preven acuerdos con grandes sumas de dinero", en respuesta a una pregunta acerca de Khashoggi durante una rueda de prensa.

Lea: EE.UU. aún investiga la muerte de Khashoggi, pero mantendrá relación con Riad

"La Autoridad General de Inversiones otorgó este año 700 permisos para la inversión, que es el doble del número de permisos de 2017", comentó el ministro en la rueda de prensa, convocada para detallar el presupuesto de 2019.

Jamal Khashoggi, periodista saudí. AFP/END

El responsable atribuyó el interés de los inversores extranjeros a "las grandes oportunidades" de negocio que brinda el programa Visión 2030, con el que Arabia Saudí pretende diversificar su economía y reducir su dependencia del petróleo.

También: Khashoggi y otros periodistas, personalidades del año de la revista Time

El asesinato de Khashoggi, perpetrado el pasado 2 de octubre en el consulado saudí de Estambul, generó una ola de indignación internacional hacia la corona saudí.

La Fiscalía saudí ha acusado formalmente a once personas por el asesinato, pero también ha descartado por completo cualquier participación del príncipe heredero, Mohamed bin Salman.

El Gobierno saudí aprobó hoy su presupuesto para 2019, que prevé una cifra récord de gasto de 295.000 millones de dólares, lo que supone un aumento del 7 % con respecto a este año.

De interés: Ochenta periodistas murieron en 2018 en el mundo, una cifra al alza, según RSF

El rey saudí, Salman bin Abdelaziz, afirmó en un discurso televisado que este es el "mayor presupuesto de la historia" de Arabia Saudí.

El aumento del gasto se apoyará en una subida del 9 % de los ingresos con respecto a este año, hasta los 259.000 millones de dólares, a pesar de los precios bajos del petróleo.

El príncipe Mohamed explicó en un comunicado que el aumento de ingresos se explica porque el Gobierno está "diversificando" las fuentes de ingresos para reducir la dependencia del petróleo.