•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Comisión Europea (CE) dio su autorización para el uso de la vacuna Dengvaxia, la única del mundo aprobada contra el dengue, para zonas endémicas del continente, informó hoy la farmacéutica francesa Sanofi.

En un comunicado, la multinacional explicó que esta vacuna está destinada para personas entre los 9 y los 45 años que ya hayan sufrido anteriormente una infección del mosquito del dengue y vivan en zonas endémicas de esta enfermedad.

 Lea: Casos de fiebre y afecciones respiratorias proliferan en Managua

"En algunos territorios ultramarinos donde el dengue es recurrente, los que han tenido una infección de dengue anteriormente tienen el riesgo de ser contaminados otra vez", explicó en la nota el doctor Su-Peing Ng, responsable del Instituto Sanofi Pasteur.

El dengue es una enfermedad producida por un virus (flavivirus) que se trasmite por la picadura de mosquitos infectados. Foto: Archivo/END

"Una segunda infección por dengue -alertó- tiende a ser más severa que la primera, por lo que es importante que se pueda proteger a esas personas de posteriores contaminaciones".

 De interés: Preocupa brote de dengue en terminal de buses de León

La vacuna Dengvaxia ya se ha utilizado en países como Filipinas y Brasil. Sin embargo, la misma presentó riesgos de salud para quienes nunca habían contraído el dengue, porque si se desarrolla la enfermedad, esta es más violenta de lo normal.

Se detectaron en los últimos años brotes en las islas caribeñas francesas de Guadalupe y Martinica. Foto: Archivo/END

El dengue es una enfermedad producida por un virus (flavivirus) que se trasmite por la picadura de mosquitos infectados y generalmente tiene carácter leve, que se manifiesta con un malestar general, dolores de cabeza, fiebre y molestias musculares.

 Además: El Gobierno de El Salvador insta a alcaldías a sumarse campaña contra zancudo

Sin embargo, puede derivar en cuadros hemorrágicos más complicados. Sanofi recordó que este mismo año se declaró un brote de dengue en el territorio ultramarino francés de La Reunión (isla situada en el Índico) que infectó a más de 6,000 personas.

También se detectaron en los últimos años brotes en las islas caribeñas francesas de Guadalupe y Martinica, con más de 40,000 contaminados.