•   Toronto, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo hoy que el caso de un tercer canadiense arrestado en China parece ser diferente al de los anteriores ya que no está asociado con acusaciones relacionadas con la seguridad nacional china.

Trudeau defendió durante una rueda de prensa hoy en Ottawa que las autoridades canadienses estén tratando de rebajar la tensión con las chinas, pese a la detención de ciudadanos canadienses en aparente represalia por el arresto en Canadá de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, en libertad bajo fianza.

Lea: Servicios de inteligencia advirtieron a Canadá sobre los riesgos de Huawei

"A veces, politizar o amplificar el nivel de discurso público puede que sea satisfactorio en el corto plazo pero no contribuirá al resultado que todos queremos, que es que los canadienses estén seguros", explicó Trudeau.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores canadiense confirmó hoy a Efe que Ottawa "tiene conocimiento de que un ciudadano canadiense ha sido detenido en China. El personal consular está dando asistencia a la familia".

También: Un juez canadiense concede la libertad bajo fianza a ejecutiva de Huawei

La radiotelevisión pública canadiense, CBC, dijo que Pekín no notificó a Ottawa el arresto y que las autoridades canadienses fueron informadas por un familiar del detenido.

El arresto se produce después de que en los últimos días, las autoridades chinas detuviesen a Michael Kovrig, un antiguo diplomático canadiense, y al empresario Michael Spavor, que mantiene estrechas relaciones con las autoridades norcoreanas.

Kovrig y Spavor fueron arrestados después de que Canadá detuviese, a petición de Estados Unidos, a Meng.

De interés: EE.UU. expresa preocupación por el arresto de un canadiense en China

Estados Unidos quiere la extradición de Meng, que se encuentra en la actualidad en libertad condicional sin posibilidad de viajar fuera de Canadá, por un supuesto fraude para violar las sanciones impuestas a Irán.