•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, entonó el eslogan "Cuba libre" en la reunión que tuvo hoy con el disidente cubano Orlando Gutiérrez-Boronat, que encabeza en Miami organizaciones como la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) y el Directorio Democrático Cubano.

Bolsonaro cumple una semana como presidente electo centrado en la transición

El líder ultraderechista, en un mensaje en su cuenta en Twitter, calificó a Gutiérrez-Boronat, a quien recibió en su residencia particular en Río de Janeiro, como "uno de los principales denunciantes de las atrocidades cometidas por la dictadura" cubana. Pese a que la asesoría del capitán de la reserva del Ejército brasileño publicó en las redes sociales fotografías y un corto video de la cita, el contenido de la conversación no fue divulgado.

"Bolsonaro se limitó a denunciar las atrocidades de la dictadura cubana", dijo uno de los asesores del presidente electo, elegido en octubre pasado y que será investido el 1 de enero próximo. En uno de los videos, Bolsonaro entona el emblemático "Cuba libre", en lo que es seguido por el disidente cubano, que vive con su familia en Estados Unidos desde la década de 1970 y es, a partir de una radio y de organizaciones no gubernamentales, una de las voces más activas en Miami contra el Gobierno de Cuba.

Gutiérrez-Boronat fue uno de los participantes en la Cumbre Conservadora de las Américas, organizada el pasado 8 de diciembre en la ciudad brasileña de Foz do Iguaçu por uno de los hijos del presidente electo, el diputado Eduardo Bolsonaro, y que reunió a representantes de organizaciones derechistas de Latinoamérica. 

presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro (d), y al futuro ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni / EFEBolsonaro es un duro crítico del Gobierno cubano y de los acuerdos firmados por los Gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT), liderado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, para ofrecerle millonarios créditos a obras públicas en Cuba y contratar miles de médicos cubanos en un acuerdo que inyectaba recursos en la isla caribeña.

El ultraderechista aseguró que tales acuerdos favorecían y financiaban una "dictadura comunista" y que promovían un régimen de esclavitud, ya que el Gobierno cubano supuestamente se quedaba con la mayor parte del salario de los médicos.

La Cancillería brasileña informó esta semana que invitó a todos los jefes de Estado y de Gobierno con los que Brasil tiene relaciones diplomáticas a la investidura de Bolsonaro, pero que, a petición de asesores del presidente electo, posteriormente retiró las invitaciones enviadas a Cuba y Venezuela.