• Miami, Florida |
  • |
  • |
  • EFE

El exministro boliviano Carlos Sánchez Berzaín solicitó hoy al mandatario electo de Brasil, Jair Bolsonaro, que no invite a su investidura al presidente de Bolivia, Evo Morales, por ser un "dictador" y liderar "un régimen de crimen organizado".

"Ser invitado sería un premio y un gran beneficio para el dictador asistente (Morales) que seguirá simulando una legitimidad de democracia que no tiene", dice Sánchez Berzaín en una carta dirigida a Bolsonaro.

En la carta, a la que Efe tuvo acceso, el exministro asilado en EE.UU. desde 2003 cita un tuit de Bolsonaro en el que anunció el 16 de diciembre que no estarán en su investidura los representantes de "regímenes que violan las libertades de sus pueblos y actúan abiertamente contra el futuro Gobierno de Brasil por afinidad ideológica con el grupo derrotado en las elecciones". A juicio de quien era ministro de Defensa cuando en octubre de 2003 el entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada renunció en medio de una crisis política y social, Morales ha incurrido en "violaciones tan o más graves (que Cuba y Venezuela) y actúa abiertamente contra el Brasil y su futuro gobierno".

El hoy director ejecutivo del Instituto Interamericano para la Democracia, con sede en Miami, enumera en su carta una lista de hechos por los que cree que Bolsonaro debería "revisar y revocar" la invitación a Morales. Violaciones de los derechos humanos, falta de división e independencia de poderes, inexistencia de estado de derecho e institucionalización de la "persecución política judicializada", son algunas de las acusaciones de Sánchez Berzaín a Morales. "Como consecuencia hay mas de una centena de presos políticos y mas de 1.200 exiliados políticos (la mayoría de estos refugiados en Brasil)", subraya quien se identifica como "exiliado boliviano" al final de la misiva.

Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil / Archivo Además acusa a Morales del asesinato de 89 personas en "más de 20 masacres" y de convertir a Bolivia en un "narco-Estado", con más de 50.000 hectáreas de cultivos ilegales, que "ha inundado de droga la región". Además menciona el hecho de que después de casi 13 años continuos en el poder, pese a haber sido "electo por un periodo de 5 años sin derecho a reelección consecutiva", Morales quiere ser candidato en las elecciones de 2019 aunque los bolivianos dijeron "no" a más reelecciones en un referéndum celebrado en 20916.

"Con fallo infame del Tribunal Constitucional y manipulaciones del Tribunal Supremo Electoral -ambos bajo su control- Morales se ha habilitado como candidato. Hoy en Bolivia existen mas de 200 ciudadanos en huelga de hambre y movilizaciones populares exigiendo respeto" al resultado del referendo, agrega.

La carta menciona otras razones por las que su autor cree que no debería estar invitado a la investidura, el próximo lunes. En el capítulo de la corrupción, Sánchez Berzaín señala: "Es urgente Señor Presidente que todas las cuestiones relativas a contratos, sobreprecios, sobornos e implicaciones de funcionarios de Bolivia y Brasil, desde que el Partido de los Trabajadores tomó el Gobierno, sea pública, pues si su entrega continúa de Gobierno a Gobierno Evo Morales seguirá ocultándola".