• Buenos Aires, Argentina |
  • |
  • |
  • EFE

La Justicia argentina dictó hoy la falta de mérito para cinco excolaboradores de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015) en la causa de los cuadernos, que investiga una red de sobornos durante sus mandatos, y ordenó la puesta en libertad de los detenidos, informaron fuentes judiciales.

La Cámara Federal de Buenos Aires revocó el procesamiento por asociación ilícita de los exsecretarios privados de los Kirchner Roberto Sosa, Daniel Álvarez y Fabián Gutiérrez, así como del antiguo jardinero del matrimonio Ricardo Barreiro y su exrecaudador de campañas electorales, Raúl Copetti.

Lea: Confirman procesamiento con prisión a Cristina Fernández en caso de sobornos

El Tribunal de apelaciones consideró que todavía no hay pruebas suficientes para incluirlos en la asociación ilícita, según informaron fuentes judiciales a la agencia estatal Télam.

No obstante, la Cámara procesó a Álvarez y Gutiérrez por "encubrimiento agravado" y a Copetti por tenencia de arma de guerra.

También: Hijo de expresidenta Fernández declara en causa de corrupción en Argentina

La investigación judicial apuntaba que los exempleados, en prisión preventiva desde el 22 de octubre, estaban involucrados en la maniobra de supuesto traslado ilegal del dinero que se recolectaba de los sobornos entre empresarios vinculados a la obra pública, concesiones y servicios energéticos a la provincia de Santa Cruz.

El transporte se habrían llevado a cabo desde Buenos Aires a las localidades de El Calafate y Río Gallegos, en el sur del país, utilizando la flota aérea presidencial.

El caso se inició tras una investigación del diario "La Nación", que sacó a la luz los cuadernos de Oscar Centeno, el exchofer del Ministerio de Planificación Federal que durante todo el periodo kirchnerista anotó con detalle cómo recogía de forma cotidiana bolsos con dinero de diversos lugares de Buenos Aires para repartirlos entre altos funcionarios.

De interés: Cristina Fernández: "Jamás me apoderé de dinero ilícito alguno"

La expresidenta Fernández ya está procesada por esta causa como "jefa" de la asociación ilícita y el juez a cargo pidió su detención, aunque por el momento no se puede producir al ser senadora y disponer de fueros.

Además de la exmandataria, están procesados el exministro Julio de Vido y el exsecretario de Obras Públicas José López, hay importantes hombres de negocio, como Juan Carlos Lascurain, extitular de la Unión Industrial Argentina -la mayor patronal del país-; Aldo Benito Roggio, dueño del grupo Roggio, y el empresario de la construcción Ángel Calcaterra, primo del presidente argentino.