•   Colombia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el presidente de Colombia, Iván Duque, acordaron este miércoles unir esfuerzos para aislar diplomáticamente al gobierno de Nicolás Maduro y "recuperar" la democracia en Venezuela.

"La larga tradición democrática de Colombia lo convierte en un líder natural en los esfuerzos regionales para apoyar la democracia y el estado de derecho en Venezuela", dijo Pompeo en una declaración conjunta con el mandatario colombiano en la ciudad caribeña de Cartagena.

El secretario aseguró que en el encuentro con Duque hablaron de cómo pueden "colaborar con aliados regionales e internacionales para ayudar a los que huyen y ayudar a los venezolanos a recuperar su herencia democrática".

Por su parte, Duque, que asumió el poder en agosto con la promesa de aislar diplomáticamente a Maduro, instó a que los países defensores de la democracia se unan para rechazar la "dictadura" venezolana, que ha provocado una ola migratoria en la región.

"Todos los países que compartimos el valor de la democracia debemos unirnos para rechazar la dictadura de Venezuela y hacer todos los esfuerzos necesarios para que se restablezca la democracia y el orden constitucional", sostuvo.

Pompeo llegó al país tras participar el martes en la investidura del presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, con el que su gobierno estrechó lazos.

Durante su visita a Brasil, el funcionario acordó con los cancilleres brasileño y peruano incrementar la presión sobre Maduro, lo que provocó reacciones airadas del Gobierno venezolano, que los consideró actos intervencionistas.

Desconocer a Maduro

Maduro iniciará un segundo mandato el 10 de enero, tras unas elecciones boicoteadas por la oposición y desconocidas por gran parte de la comunidad internacional.

Duque ha pedido a los "países defensores de la democracia" desconocer el nuevo Gobierno.

El encuentro entre Duque y Pompeo tuvo lugar en medio de tensiones entre Bogotá y Caracas, que prácticamente no tienen relaciones desde mediados de 2017.

Maduro acusa a Colombia y Brasil de apoyar un plan de Washington para derrocarlo y asesinarlo. Tanto el gobierno colombiano como brasileño han descartado una intervención militar.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha impuesto sanciones financieras a Caracas y sostiene que todas las opciones están sobre la mesa, "las fuertes y las menos fuertes", para poner fin a la "dictadura" en el otrora rico país petrolero.

El Gobierno colombiano, en tanto, denunció el fin de semana un supuesto plan para atentar contra Duque que contaría con la participación de venezolanos.

Brasil y EE. UU. "juntos contra regímenes autoritarios"

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, se reunió este miércoles con el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, y afirmó que la llegada al poder de Jair Bolsonaro permitirá que los dos países trabajen "juntos contra regímenes autoritarios".

La reunión con Pompeo fue la primera actividad oficial de Araújo como nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Brasil y, en una rueda de prensa conjunta, el secretario estadounidense sostuvo que "cuando se comparten valores", los Gobiernos "trabajan mejor".

Según Pompeo, el inicio de un nuevo ciclo en Brasil, tras la toma de posesión del ultraderechista Jair Bolsonaro este 1 de enero, supone una "oportunidad" para que ambos países puedan "trabajar juntos contra gobiernos autoritarios".

Retomar democracia

También dijo que constató el "deseo profundo" y compartido por una retomada de la democracia en Cuba, Nicaragua y Venezuela, "donde las personas tienes dificultades para expresar sus opiniones".

En ese marco, el nuevo canciller brasileño señaló que en la reunión con Pompeo fue "identificada una determinación, una visión común del mundo" y el deseo de "trabajar por un orden internacional diferente, que corresponda a los valores" de los pueblos de ambos países.

"Estamos solo en el comienzo de una nueva etapa, que será muy productiva" y que irá más allá de lo político, para generar una más estrecha cooperación económica y en áreas como la de tecnología, que "serán elementos concretos para crear empleos, nuevas oportunidades de negocios e iniciativas novedosas en todos los sectores", declaró.

Tras la reunión con Araújo, Pompeo tenía prevista una entrevista con Bolsonaro en el Palacio presidencial de Planalto, donde el nuevo mandatario brasileño recibiría también este miércoles a autoridades de China, Hungría y Portugal, que, así como el secretario estadounidense, asistieron este martes a su toma de posesión.