•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los ministros de Relaciones Exteriores y delegados miembros del Grupo de Lima, a excepción de México, que son contrarios al gobierno del presidente Nicolás Maduro, instaron hoy al mandatario venezolano a no asumir su nuevo mandato presidencial, cuya legitimidad no reconocerán.

En esa línea, instaron a Maduro a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera el Poder Ejecutivo de forma provisional, hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales democráticas.

"La declaración adoptada esta mañana por el Grupo de Lima tiene un mensaje político contundente, donde el principal es el no reconocimiento de la legitimidad del nuevo periodo del régimen venezolano", apuntó el canciller peruano, Néstor Popolizio, quien encabezó la reunión.

En la declaratoria del Grupo de Lima, se usaron palabras como "dictadura", "gobierno ilegítimo e ilegal", en alusión al gobierno venezolano e hicieron un llamado a la comunidad internacional a volcar su esfuerzo para devolver la democracia el pueblo de Venezuela.

El canciller peruano Néstor Popolizio (i), y el vicecanciller, Hugo de Zela (d), mientras participan en la mesa que reúne a los ministros de Relaciones Exteriores y delegados del Grupo de Lima, hoy en el Palacio de Torre Tagle, sede principal de la Cancillería, en la ciudad de Lima, Perú.

"También solicitaremos que se imponga una medida similar a la adoptada por Estados Unidos, que prohíbe el ingreso a la cúpula del régimen venezolano a su territorio, para que ellos sepan que en ningún país del Grupo de Lima serán bienvenidos", expresó Popolizio.

En el encuentro, celebrado en el Palacio de Torre Tagle, sede de la Cancillería peruana, participaron representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía y México.

No obstante, en representación de México estuvo un subsecretario de relaciones exteriores, quien no firmó la declaratoria, ni estuvo al momento del pronunciamiento público del grupo de cancilleres.

La posición de México ha sido interpretada por Pedro Mario Burelli, ex director de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), como una clara señal del apoyo de Andrés Manuel López Obrador a Nicolás Maduro.

"Esto no es sorpresa. Queda en evidencia que López Obrador ve la democracia como algo útil para llegar al poder y punto", consideró Burelli.

En la declaración difundida este viernes, el Grupo de Lima denunció que el proceso electoral llevado a cabo el 20 de mayo pasado en Venezuela "carece de legitimidad" porque no contó con la participación de todos los actores políticos, ni con la presencia de los observadores internacionales independientes.

Por lo tanto, aseguraron que dicho proceso electoral no contó con "las garantías y estándares internacionales necesarios para un proceso libre, justo y transparente".

Asimismo, ratificaron su "pleno respaldo y reconocimiento" a la Asamblea Nacional venezolana, que dirige la oposición y de la que dijeron fue elegida "legítimamente" el 6 de diciembre de 2015 como órgano constitucional.

Fotografía cedida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú, que muestra a los ministros de Relaciones Exteriores y delegados del Grupo de Lima reunidos este viernes en el Palacio de Torre Tagle, sede principal de la Cancillería, en Lima, Perú. EFE/ END

Asimismo, las doce partes considerarán iniciativas de coordinación regional para restablecer la democracia venezolana y el respeto de los derechos humanos para hacer frente al éxodo de ciudadanos de Venezuela que han emigrado en masa a otros países de la región.

El Grupo de Lima subrayó la importancia del "respeto a la integridad, la autonomía y la independencia del Tribunal Supremo de Justicia", así como ratificó su "inequívoca y firme condena a la ruptura del orden constitucional y del Estado de Derecho en Venezuela".

En esa línea, apuntaron que "solo a través del pleno restablecimiento de la democracia y el respeto de los derechos humanos" se podrá atender a la crisis política, económica, social y humanitaria que atraviesa Venezuela.

El grupo manifestó también que "la solución a la crisis política de Venezuela corresponde a los venezolanos", por lo que reiteraron que "apoyarán las iniciativas políticas y diplomáticas que conduzcan al restablecimiento del orden constitucional".

Asimismo, anotaron que continuarán impulsando las iniciativas de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), "para coadyuvar al restablecimiento del orden democrático y el respeto de los derechos humanos en Venezuela".

Producto de la crisis que atraviesa Venezuela, más de tres millones de venezolanos han emigrado de su país y el flujo migratorio continúa en aumento a otros países de la región, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), De ese total, dos millones y medio se encuentran entre Colombia, Perú y Ecuador, la mayoría en los dos primeros países, que hasta el momento concentran a más de un millón y medio de venezolanos.

 El canciller peruano, Néstor Popolizo (c), comparece en rueda de prensa hoy junto a sus pares del Grupo de Lima, en Lima (Perú).