•  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó este sábado la decisión del gobierno mexicano de no adherirse a la declaración del Grupo de Lima, que advirtió que no reconocerá el nuevo mandato del presidente venezolano Nicolás Maduro.

"Saludamos al gobierno democrático de #México por defender el principio de no intervencionismo y dejar sin apoyo los actos de golpismo diplomático encabezados por EEUU a través del Grupo de Lima", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Morales tiene afinidad política con su par venezolano y le ha brindado permanente respaldo en distintos escenarios diplomáticos y políticos.

Los cancilleres de la mayoría de los países del Grupo de Lima instaron la víspera a "Maduro a no asumir la presidencia y a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional" y le recomendaron transferir "en forma provisional, el poder ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales democráticas".

"La democracia se sustenta en la paz, el diálogo y la autodeterminación de los pueblos", acotó de su lado el gobernante boliviano.

Los 13 países firmantes de la declaración el viernes en Perú, entre ellos Canadá y Brasil, estimaron que el proceso electoral que llevó al poder otra vez a Maduro en 2018 careció de legitimidad.

Este sábado, el Parlamento venezolano controlado por la oposición se dispone a declarar ilegítimo el nuevo mandato de Maduro, en una decisión simbólica pues sus decisiones son anuladas por el máximo tribunal -de línea oficialista-, que lo declaró en desacato desde que asumió en 2016.