• Miami, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Un millón y medio de exconvictos en Florida comenzaron a registrarse para votar a partir de este martes, gracias a que los electores decidieron en noviembre acabar con una arcaica ley estatal que prohibía el derecho al sufragio, para siempre, a todo el que tuviera antecedentes penales.

"¡Quiero llorar!", dijo, en efecto llorando, Yraida Guanipa, una exconvicta de 57 años que ahora dirige una ONG -YG Institute- que ayuda a otros "ciudadanos retornados", como prefieren llamarse, a reinsertarse en la sociedad.

Lea: Seis países latinoamericanos eligen en 2019 a un nuevo presidente

Acababa de salir de la oficina del Departamento de Elecciones del condado de Miami-Dade, donde se registró para votar a primera hora de la mañana después de nueve años de lucha por recuperar este derecho.

En Florida, 10% de la población adulta -incluyendo uno de cada cinco afroestadounidenses- no podía votar. Foto: AFP/END

"Estoy nerviosa, estoy muy emocionada, ¡creo que tengo todos los sentimientos!", dijo a la funcionaria que la atendió en la ventanilla.

Guanipa salió de prisión en 2007 después de haber pasado casi 12 años presa por una condena vinculada a la distribución de drogas.

De interés: El Salvador apunta a un giro político histórico a un mes de las elecciones

El 6 de noviembre Florida aprobó la enmienda 4, que restableció el derecho al voto a 1,4 millones de exconvictos que ya cumplieron su sentencia, incluyendo el período de libertad condicional o trabajos comunitarios, y que no cometieron delitos sexuales ni homicidio.

Se trataba de la mayor población de adultos inhabilitados para votar, debido a una política de hace 150 años que en los hechos afectaba más a las comunidades negra e hispana.

El 6 de noviembre Florida aprobó la enmienda 4, que restableció el derecho al voto a 1,4 millones de exconvictos. Foto: AFP/END

"No me sentía como un ciudadano completo, me sentía como un ciudadano de segunda clase", dijo Daniel Torna, un analista financiero que también fue a registrarse apenas abrió la oficina de Miami.

Además: La demócrata Nancy Pelosi es electa líder de la Cámara de Representantes en EEUU

Torna, de 38 años, quedó inhabilitado electoralmente en 2007 por un delito vinculado a las drogas y cumplió su sentencia en 2010.

En Florida, 10% de la población adulta -incluyendo uno de cada cinco afroestadounidenses- no podía votar por esta restricción que data del período posterior a la Guerra Civil.

Desmond Meade, presidente de Coalición para el Restablecimiento de los Derechos de Florida -la organización que impulsó la enmienda-, dijo en un comunicado que espera que en pocos días cientos de miles de exconvictos se registren para votar, presencialmente o por internet.