•  |
  •  |
  • EFE

El ex vicepresidente de Honduras (1986-1990) y presidente del Grupo Continental, Jaime Rosenthal, solicitado en extradición por EE.UU., fue sepultado hoy tras un funeral en su ciudad natal, San Pedro Sula, norte del país.

Las exequias fueron celebradas en la Sinagoga Maguen David, templo religioso judío construido en 1997 en San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras.

En la ceremonia participaron decenas de personas, incluido el expresidente hondureño Carlos Flores (1998-2002), el titular del Partido Liberal, Luis Zelaya, así como empresarios y políticos, entre otras personalidades.

"Don Jaime", como también era conocido Rosenthal, un ingeniero graduado en EE.UU. y de origen judío, falleció este sábado a los 82 años a causa de un infarto. Amigos y simpatizantes del ex vicepresidente de Honduras, quien era solicitado en extradición por Estados Unidos por el delito de lavado de dinero ligado al narcotráfico, se congregaron dentro y fuera tanto del templo religioso como en el cementerio Jardines del Recuerdo.

Las exequias fueron celebradas en la Sinagoga Maguen David, templo religioso judío construido en 1997 en San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras.

Rosenthal, un reconocido político y banquero, y ex precandidato presidencial, era acusado junto a su hijo, el exlegislador y exministro Yani Rosenthal Hidalgo, y su sobrino Yankel Rosenthal Coello, exministro de Inversiones, por Estados Unidos de lavado de activos ligado al tráfico de drogas.

Su hijo, exministro hondureño (2006-2009), expresó en un comunicado "la tristeza" que sintió al enterarse de la muerte de su padre. "No puedo ni siquiera expresar la tristeza que me invadió al enterarme de la muerte de mi padre, un hombre ejemplar, patriota y emprendedor que dedicó su vida a soñar y trabajar por una Honduras más prospera", dijo Rosenthal Hidalgo en un comunicado leído por uno de sus hermanos minutos antes del entierro.

Yani Rosenthal fue condenado en 2017 en un tribunal federal de Nueva York a tres años de cárcel por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico del cartel de Los Cachiros, tras entregarse al Gobierno de EE.UU. en octubre de 2015.

"No hay sacrificio que un hijo no haga por sus padres, pero hoy más que nunca Dios me pone a prueba al no poder acompañar a mi madre, mi amada esposa, mi tío, mis hermanos, mis hijas y mis sobrinos en este día", subrayó el exministro hondureño. Aseguró que su padre está "en paz" y espera que el "amor que supo dar se expanda por toda Honduras y que su luz sea una antorcha perenne para las naciones".

De acuerdo con la acusación, los Rosenthal utilizaron el sistema bancario y sus negocios para lavar las ganancias de narcóticos traficados hacia Estados Unidos.

Jaime Rosenthal era conocido en Honduras como uno de los empresarios más acaudalados. En 2014, Rosenthal, figuró entre los doce empresarios más millonarios de Centroamérica, según un informe de la revista Forbes.