• México |
  • |
  • |
  • EFE

El Gobierno mexicano informó hoy que en su plan para combatir el robo de combustible en el país bloqueó las cuentas de 13 empresas que contaban con una franquicia de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y que vendía combustible robado.

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, explicó en conferencia de prensa en Ciudad de México que dichas empresas "tienen franquicia de Pemex, pero que no le compran a Pemex y, sin embargo, reportan venta de combustible".

​​López Obrador alerta de robo de petróleo crudo en plataformas de Pemex

Señaló que hasta el momento existen cinco denuncias ante el Ministerio Público Federal que involucran a 15 personas morales vinculadas al comercio de combustible, cuyas cuentas se encuentran ya bloqueadas. Precisamente uno de los grupos de empresas con este tipo de actividad "tiene ingresos netos por 86.961 millones de pesos (unos 4.574 millones de dólares)", cuya "utilidad marginal" fue de 6.758 millones de pesos (unos 355 millones de dólares) "que no fueron reportados" al Sistema de Administración Tributaria.

En tanto, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto, dijo que se identificaron 13 sujetos con probables operaciones con recursos de procedencia ilícita, relacionados con el robo de combustible, "en razón de una irregularidad que es no comprar combustible a Pemex desde los años 2016 y 2017".

Por otra parte, el subprocurador de Control Regional de Procedimientos Penales de la Procuraduría General de la República (PGR), Roberto Ochoa, informó que en el periodo del 1 de diciembre del 2018 al 16 de enero de 2019 se han integrado 1.831 carpetas de investigación y se han detenido a 266 personas. Además 165 personas han sido puestas a disposición de la autoridad judicial y 124 de ellas han sido vinculadas a proceso, mientras que 45 cumplen medidas cautelares de prisión preventiva.

López Obrador no está "satisfecho" con reforma sobre la Guardia Nacional

Se incautaron 4,3 millones de litros de hidrocarburo, 465.121 litros de gas licuado de petróleo, 955 vehículos, 32 pipas, 41 remolques, 66 cisternas o tanques, 4.749 bidones, 29 inmuebles y 11 armas de fuego de distintos calibres.

Roberto Ochoa explicó que en el mismo periodo fue devuelto a Pemex la cantidad de 2,6 millones litros de hidrocarburo. Para evitar el robo de combustibles, el actual Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador implementó un cambio en el modelo de suministro de Pemex, que conllevó cerrar ductos y transportar el hidrocarburo por pipa (camión cisterna).

Guatemala “reprueba” uso de fuerza de migrantes hondureños y salvadoreños

Esta modificación ha provocado desde hace más de una semana problemas de abastecimiento en al menos diez estados y en la Ciudad de México, así como el cierre de estaciones de servicio y filas de varias horas en las gasolineras.