•  |
  •  |
  • END

Villavicencio /afp

La operación internacional aerotransportada Emmanuel, para recuperar en la selva colombiana a tres rehenes de las FARC, sufrió el domingo una nueva postergación, debido a que esa guerrilla aún no indicó el punto de encuentro.

El coordinador de la misión, el ex ministro venezolano del Interior Ramón Rodríguez Chapín, manifestó en Caracas que pese a que “el gobierno colombiano está colaborando (...), ni ellos ni nosotros sabemos cuál es el lugar”.

Rodríguez Chacín, un ex capitán de la marina de guerra venezolana, considerado el nexo con las FARC, expresó su “seguridad de que la acción (de recuperación de los rehenes) se va a realizar muy pronto, en un corto plazo”.

“Tengan la fe y la certeza de que esto se va a realizar tan pronto tenga las coordenadas. Hay que tener paciencia”, pidió a los periodistas.

El sábado la operación ya había sufrido un primer aplazamiento por la misma causa.

Las FARC prometieron entregar al presidente venezolano, Hugo Chávez, a Clara Rojas, (compañera de fórmula presidencial de Ingrid Betancourt), rehén desde hace casi seis años, a su hijo Emmanuel, nacido en cautiverio, y a la ex congresista Consuelo González, plagiada desde hace casi siete años.

Chávez llevó adelante una mediación en pos de un canje humanitario de más de 40 rehenes de los insurgentes por cerca de 500 rebeldes presos, y que fue interrumpida abruptamente por el presidente colombiano Álvaro Uribe, a fines de noviembre.

Entretanto, la flotilla humanitaria, identificada con los emblemas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), siguió tomando posiciones este domingo en Villavicencio, luego de la llegada de otros dos helicópteros, que se sumaron a otros dos más grandes y a los tres aviones que el sábado habían transportado a los garantes de siete países.

Chávez había advertido la noche del sábado sobre posibles operaciones contra los guerrilleros que trasladan a los rehenes, “para tratar de dificultar, de alargar el tiempo de espera”, lo que habría demorado la transmisión de las coordenadas.

Pero el comisionado de paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, lo negó de plano. “No hay ninguna voluntad ni actitud de interferencia”, y, por el contrario, “todas las garantías están dadas (...) lo que nos han pedido, se ha concedido”.

La entrega de rehenes, según el plan presentado por Chávez, se hará en algún lugar de cinco departamentos del centro y sureste de Colombia, que suman 310,000 kilómetros, donde abundan los cultivos cocaleros y las FARC tienen fuerte presencia.

En espera de la luz verde para partir, el grupo de delegados internacionales --que incluye al ex presidente argentino Néstor Kirchner, al cineasta estadounidense Oliver Stone y al asesor presidencial brasileño Marco Aurelio García-- aguardan en Villavicencio.

La delegación incluye, además, a representantes de Francia, Suiza, Ecuador, Bolivia y Cuba, y a la senadora opositora colombiana Piedad Córdoba, gestora inicial de la mediación del mandatario venezolano en el tema de los rehenes.

Entretanto, los familiares de los rehenes aguardaban con serenidad en Caracas para el reencuentro después de años. “No conocemos el tipo de operación, pero estamos muy tranquilos”, dijo a la AFP Clara González, madre de la ex candidata a la vicepresidencia de Colombia y abuela de Emmanuel.

En el mismo hotel se encuentran alojadas Patricia y María Fernanda Perdomo, las hijas de la ex congresista Consuelo González, de 57 años y quien es rehén de las FARC desde 2001.