• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El asesor de Seguridad Nacional de EE. UU., John Bolton, recomendó este jueves al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que acepte la amnistía que le han ofrecido para dejar el poder y que se retire a una playa lejos del país.

“Le deseo a Nicolás Maduro y a sus principales asesores una larga y tranquila jubilación, viviendo en una bonita playa en algún lugar lejos de Venezuela”, afirmó en Twitter el asesor del presidente estadounidense, Donald Trump.

“Deberían -añadió- aprovechar la amnistía ofrecida por el presidente (Juan) Guaidó y seguir adelante. Cuanto antes, mejor”.

Bolton es uno de los principales ideólogos, dentro del gobierno de Trump, de la estrategia de EE. UU. para Venezuela.

EE. UU. fue el primer país del mundo en reconocer como mandatario legítimo a Guaidó, quien ese día se adjudicó las competencias del Ejecutivo como presidente interino.

Tanto Trump como el propio Bolton han advertido estos últimos días de que “todas las opciones están sobre la mesa”, incluida la militar, para forzar la salida de Maduro.

Tras su autoproclamación, Guaidó abrió la puerta a decretar una amnistía para Maduro y sus colaboradores, así como para los militares, si facilitaban un cambio de gobierno.

El Parlamento Europeo (PE) reconoció este jueves a Juan Guaidó como presidente interino legítimo de Venezuela, tras constatar que Nicolás Maduro no tiene intención de convocar elecciones, y reclamó la liberación inmediata de todos los periodistas detenidos en el país en los últimos días.

UE da plazo para elecciones

A contrarreloj, la Unión Europea (UE) busca ahora “crear confianza y crear las condiciones para que surja un proceso creíble” conducente a elecciones, dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, para quien la duración de “90 días” es para evitar que se utilice el grupo para “ganar tiempo”.

En esa ardua tarea, que no busca mediar, sino “acompañar” el país hacia una salida a la crisis “pacífica” y “democrática”, la UE contará con el apoyo de socios de América Latina, donde tendrá lugar la primera reunión la próxima semana en un lugar por determinar.AFP

Las declaraciones sobre el grupo de contacto para Venezuela, integrado por la UE y países latinoamericanos, se dan después que la Eurocámara aprobó este jueves con 439 votos a favor, 104 en contra y 88 abstenciones, una resolución en la que reconoció a Juan Guaidó como mandatario interino de Venezuela, al tiempo que le expresó “respaldo absoluto a su hoja de ruta”.

España reconocerá oficialmente el próximo lunes al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino del país, confirmó el ministro español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell.

Solo y sin dinero

Por otra parte, las sanciones a la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) empiezan a tener un efecto casi inmediato, por lo que esta nación sudamericana ha quedado fuera de importantes contratos con empresas de Rusia y China, otrora aliados del régimen.

Venezuela cuenta con insumos para combustibles para un poco más de una semana, de acuerdo con reportes de los sitios especializados Wall Street Journal y Reuters.

La rusa Lukoil, por ejemplo, suspendió con Pdvsa un contrato de suministro de productos petroleros, según The Wall Street Journal. Hasta ahora, Lukoil era el principal proveedor de Venezuela, pero tras la rescisión del contrato -en efecto desde el martes- solo cuenta con suministros de gasolina para cubrir una demanda menor a los diez días.

El sitio especializado Reuters informó que PetroChina dejó también fuera a Pdvsa de un megaproyecto de refinería, valorado en 10 mil millones de dólares.

En este caso, la decisión no se da por las sanciones de EE. UU. a Pdvsa, sino por el deterioro de las finanzas de la empresa venezolana.

China ha prestado a Venezuela 50 mil millones de dólares, siendo su principal acreedor. El segundo mayor prestamista para el gobierno de Nicolás Maduro ha sido Rusia, por un monto calculado sobre los 20 mil millones de dólares.

El Departamento del Tesoro anunció el lunes que Pdvsa, que gestiona la principal fuente de ingresos de Venezuela, verá bloqueados todos sus activos bajo jurisdicción estadounidense, con la idea de traspasarlos eventualmente a un nuevo Gobierno venezolano, si Maduro abandona el poder.

“Emergencia humanitaria”

Guaidó, fortalecido por el reconocimiento de la Eurocámara, presentó su plan que tiene como ejes atender “la emergencia humanitaria (salud, alimentos)”, “frenar en seco la inflación”, reactivar la industria petrolera y restablecer los servicios públicos.

Washington dijo tener listos 20 millones de dólares para entregar en alimentos y medicinas, pero Maduro, que atribuye la escasez a sanciones estadounidenses, sostiene que la ayuda humanitaria es la puerta a una intervención militar.

Venezuela sufre la peor crisis de su historia moderna, con falta de alimentos y medicinas y una hiperinflación que el FMI proyecta en 10,000,000% para este año. La situación disparó la migración, cifrada en unos 2.3 millones de venezolanos desde 2015, según la ONU.

El economista y diputado José Guerra, uno de los gestores del plan de Guaidó, precisó que, además de la hiperinflación, urge parar la emisión de dinero sin respaldo, una nueva política cambiaria y una renegociación de la deuda externa, estimada en unos 150,000 millones de dólares.

Otro consejero económico, José Toro Hardy, estimó que Venezuela necesitará en un primer momento unos 30,000 millones de dólares para recuperarse.

Decidido a asfixiar económicamente al gobierno de Maduro, Estados Unidos aprobó sanciones contra la estatal petrolera Pdvsa -fuente del 96% de ingresos del país- y congeló cuentas y activos venezolanos.

40 ataques a medios y 19 arrestos a periodistas en Venezuela

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) convocó este jueves a una actividad de solidaridad con los periodistas detenidos los últimos días en el país, entre ellos, tres de la Agencia Efe que ya han sido liberados, y llamó la atención de la ONU ante estos acontecimientos.

En la actividad, que se desarrolló frente a las oficinas de Efe en Caracas, el secretario general del SNTP, Marco Ruiz, indicó que entregó un documento a la ONU para que “haga seguimiento a la manera grosera” en que usan los organismos de seguridad del Estado y las instituciones públicas para “disminuir las garantías” de los venezolanos.

Ruiz condenó que se “silencie, persiga y hostigue” a los medios de comunicación que trabajan en Venezuela y aseguró que durante este mes de enero se han reportado 40 ataques a la libertad de expresión, entre ellas 19 detenciones de trabajadores de la prensa.

el respaldo internacional a juan guaidó como presidente ha elevado la presión contra el gobierno de nicolás maduro.

“Lo que está ocurriendo en Venezuela no son hechos aislados ni responden a que un periodista haya estado en un lugar no indicado, es sistemático, es una política (...) por la vía legal, por la vía de la creación de nuevas leyes, por la vía de la censura, de las detenciones, se debilita y se acorrala una profesión como esta”, apuntó.

Alertó, en ese sentido, sobre que hay un “deterioro dramático” de la libertad de expresión, al señalar que lo ocurrido en las últimas 48 horas con periodistas extranjeros podría repetirse.

Denunció que aunque el canciller del país, Jorge Arreaza, dijo este miércoles que la prensa extranjera debe pedir permiso para hacer coberturas, en Venezuela la mayoría de estas solicitudes “no son respondidas”.

Este miércoles, tres periodistas de Efe, el español Gonzalo Domínguez y los colombianos Leonardo Muñoz y Maurén Barriga, fueron detenidos por el Servicio de Inteligencia, junto al conductor de nacionalidad venezolana, José Salas.

El equipo de Efe, que al llegar a Venezuela declaró ante las autoridades que realizaría labor periodística, fue liberado este jueves y los funcionarios que los retuvieron les pidieron disculpas por lo que aseguraron “fue un error”.

Al llegar a las oficinas de Efe, en Caracas, decenas de periodistas esperaban para conocer cómo se encontraban los colegas que habían sido detenidos.

En los últimos dos días se registraron también los arrestos de dos periodistas chilenos que fueron deportados, otros dos franceses y dos venezolanos ya liberados.

El canciller venezolano ha denunciado por esto una supuesta “operación mediática”.