• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • EFE

El presidente estadounidense Donald Trump reafirmó que el uso del Ejército estadounidense en Venezuela es "una opción" que se ha considerado ante la crisis política en el país sudamericano.

Cuando se le preguntó, durante una entrevista con el canal estadounidense CBS, difundida el domingo, sobre qué lo llevaría a recurrir al Ejército, el mandatario dijo que no quería hacer comentarios sobre eso. "Pero ciertamente es una opción", reconoció.

Washington ha dicho claramente, desde hace algunos meses y de nuevo en los últimos días, que "todas las opciones", incluida la militar, están sobre la mesa en lo que se refiere a la crisis venezolana.

La administración Trump aplicó estrictas sanciones económicas para presionar a Maduro a dejar el poder, y también insta al Ejército de Venezuela a respaldar a Guaidó.

Ayuda extranjera

El autoproclamado mandatario interino de Venezuela, Juan Guaidó, anunció este domingo que pedirá a la Unión Europea (UE) ayuda humanitaria y la protección de activos venezolanos.

"Vamos a ejercer nuestras competencias para atender la crisis, restablecer la democracia y lograr la libertad", escribió en Twitter el también jefe del Parlamento de mayoría opositora, de 35 años.

A la medianoche del domingo venció el ultimátum dado por Francia, España, Alemania, Reino Unido, Portugal y Holanda: si Maduro no cumple, reconocerán al opositor, como ya hicieron Estados Unidos y otra docena de países.

La ministra francesa para Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, advirtió que si este domingo Maduro no acepta unas elecciones presidenciales, se considerará a Guaidó como presidente interino "hasta las elecciones legítimas". Austria también se sumó al ultimátum.

Se espera que Guaidó dé la autorización para la llegada de la ayuda humanitaria al país, desafiando a Maduro, que considera esa iniciativa la puerta a una intervención militar de Estados Unidos.

Según Guaidó, se creará una "coalición nacional e internacional" con tres centros de acopio" de medicinas y alimentos en los vecinos Colombia y Brasil, y en una isla caribeña, y habrá una movilización para exigir a los militares que dejen entrar esa ayuda al país.

A petición suya, Estados Unidos ya está "movilizando y transportando ayuda humanitaria" para Venezuela, anunció la noche del sábado el asesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton.

Presidente interino, Juan Guaidó. EFE/END

Guaidó presionó a la Fuerza Armada para que permita el ingreso de ayuda humanitaria, mientras Nicolás Maduro les pidió lealtad.

Ante una multitud que festejó el sábado el 20 aniversario de la revolución chavista, Maduro tildó a los opositores de "mendigos del imperialismo", pues Estados Unidos ofreció un monto inicial de 20 millones de dólares en alimentos y medicinas.

A su vez, en un comunicado conjunto, la UE y Uruguay confirmaron que el grupo de contacto internacional sobre Venezuela celebrará su primera reunión, el 7 de febrero en Montevideo, cuando está convocada una conferencia de países y organismos con "posición neutral" sobre la crisis venezolana.

El conflicto político se vive en medio de una severa crisis económica, con hiperinflación y escasez de alimentos y medicinas, que ha empujado el éxodo de unos 2.3 millones de venezolanos desde 2015, según la ONU.

Para peores, la petrolera Pdvsa está en default y su producción en caída libre, estrangulada ahora por sanciones de Estados Unidos que embargarán la compra de petróleo venezolano, a partir del 28 de abril.

"Seguiremos en las calles"

Advirtiendo que este mes será "determinante" para sacar a Maduro del poder, Guaidó anunció una movilización para el 12 de febrero, en el Día de la Juventud.

Maduro llama reiteradamente a una negociación, pero Guaidó asegura que no se prestará a diálogos "falsos" y que los venezolanos "seguirán en las calles hasta que cese la usurpación".

Disturbios dejaron la semana pasada unos 40 muertos y 850 detenidos, según la ONU, y en 2014 y 2017 dos oleadas de protestas se saldaron con al menos 200 fallecidos.

Nicolás Maduro presiona por retener el apoyo militar. EFE/END

Fisuras en fuerza armada

Buscando frenar la arremetida del líder opositor Juan Guaidó, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo el sábado avalar la propuesta que evalúa la oficialista Asamblea Constituyente de adelantar de 2020 a este año las legislativas, apostando a que la oposición pierda el único poder que controla.

Pero su principal sostén, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana empieza a mostrar fisuras. El sábado, el general Francisco Yánez, de la Aviación Militar, desconoció a Maduro, convirtiéndose en el militar en activo de mayor rango que reconoce a Guaidó.

El asesor de seguridad de Trump, John Bolton, pidió a los uniformados venezolanos seguir "el liderazgo del general Yánez", y el sábado por la noche le siguió otro general retirado.

La experta en asuntos militares, Rocío San Miguel, estimó que los pronunciamientos de oficiales anticipan "la confrontación que se viene a lo interno de la Fuerza Armada contra Maduro".

Maduro se resiste

El presidente Maduro rechazó este domingo la posibilidad de abandonar el poder o de convocar nuevas elecciones presidenciales, porque "no acepto ultimátums de nadie".

En una entrevista con el canal español de televisión, La Sexta, Maduro aseguró que el presidente estadounidense, "Donald Trump, ha impuesto a occidente una política equivocada" sobre Venezuela y afirmó: "No nos vamos a someter".

La conversación entre Maduro y el periodista Jordi Évole (quien ya le entrevistó en octubre de 2017) tuvo lugar en el Palacio de Miraflores y se emitió justo cuando concluía este domingo el ultimátum de 8 días que España y otros países de la Unión Europea la dieron para convocar elecciones presidenciales, o de lo contrario, reconocerán a Juan Guaidó como presidente interino.