•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los planes de la oposición venezolana de canalizar un flujo de ayuda humanitaria para las personas más vulnerables a la crisis sociopolítica que atraviesa ese país ha desatado un nuevo foco de conflicto, pues Nicolás Maduro sostiene que se trata de un intento para infiltrar “soldados invasores”.

Desde finales de enero, el jefe del Parlamento y presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, solicitó ayuda internacional para acopiar medicamentos y comida para la gente más necesitada de Venezuela, y este sábado pasado anunció que ya existen los puntos de acopio de la llamada asistencia humanitaria.

Según Guaidó, los puntos iniciales de acopio de dicha ayuda serán Cúcuta (Colombia), Brasil, una isla del Caribe, entre otras zonas que aún no han sido precisadas, pero que según captarán la asistencia humanitaria proveniente de empresas de capital venezolano en el extranjero, Colombia y Estados Unidos.

Sin embargo, aún se desconoce a detalle en qué consiste el tipo de ayuda humanitaria y se desconoce cómo podría ingresar ese apoyo al país, luego que el propio Nicolás Maduro rechazara de un tajo la mencionada asistencia, argumentando que ese país no es "mendigo de nadie".

¿SOLDADOS INVASORES?

Maduro aseguró este lunes que a Venezuela no entrarán soldados invasores y rechazó la "campaña de guerra psicológica" según la cual, dijo, es inminente una intervención extranjera.

“Aquí en Venezuela no va a entrar nadie, nadie, se los aseguro, ni un soldado invasor, venga de dónde venga, así se los aseguro como comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que soy", dijo Maduro, quien no es reconocido como presidente por la mayoría de los países de América y Europa.

El líder chavista acusó directamente a Estados Unidos de estar detrás de un plan de intervención extranjera en Venezuela, en alianza con el Parlamento, de mayoría opositora, que tampoco le reconoce como presidente legítimo por haber obtenido su reelección en unos comicios tachados de fraudulentos.

EMBAJADOR NIEGA PRESENCIA MILITAR

El embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, afirmó este miércoles que su país participa con civiles en la entrega de ayuda humanitaria destinada a paliar la crisis en Venezuela.

"Ha habido unos aviones que han llegado a Colombia y va a haber más (...) los aviones que han llegado son civiles", manifestó Whitaker a periodistas desde el Fuerte Militar de Tolemaida, la principal base de entrenamiento del Ejército colombiano, en el centro del país.

El diplomático, que acompañó al presidente Iván Duque en la presentación de la nueva Política de Defensa y Seguridad, respondió así a los rumores sobre una posible llegada de militares estadounidenses a Colombia para participar en la distribución de ayuda humanitaria.

Whitaker dijo que la logística para la entrega está por "determinar" y señaló que las condiciones dependerán del país petrolero.

"Obviamente eso va a depender de las condiciones de Venezuela. Pero toda la idea es hacer llegar la ayuda humanitaria internacional a través de Colombia a la gente sufrida en Venezuela", señaló el embajador Whitaker.

CRUZ ROJA, AL MARGEN

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, confirmó este miércoles que esta entidad no participa en la operación humanitaria anunciada por Guaidó.

“En este momento nuestra ayuda es al Gobierno colombiano y a los países vecinos para que hagan frente al flujo migratorio", aclaró el responsable de la organización a una pregunta de Efe.

Sobre el riesgo de manipulación política de la ayuda humanitaria, sostuvo que se trata de una preocupación permanente para su organización, que promueve una asistencia "neutral e imparcial" a los necesitados.

"Eso significa ayudar en función de las necesidades y no de lealtades políticas a alguna de las partes en un conflicto", explicó.

En ese sentido, Maurer agregó que su organización no trabaja directamente con actividades desarrolladas por el Gobierno de Nicolás Maduro ni por la oposición venezolana.

BLOQUEAN PUENTE SIN ESTRENAR

El Ejército venezolano mantiene bloqueado el puente fronterizo de Tienditas, una moderna infraestructura sin estrenar, que une el país con Colombia y por donde se prevé que ingrese ayuda humanitaria, denunció este miércoles el diputado opositor Franklyn Duarte.

"Lo que están bloqueando (...) el puente Tienditas, en donde ellos (los militares) presumen que va a pasar la ayuda humanitaria, es un (camión) cisterna, un container y el día de hoy llegó en la madrugada un convoy de la Fuerza Armada Nacional", dijo Duarte a Efe.

El puente de Tienditas une la colombiana ciudad de Cúcuta con la venezolana de Ureña, en el estado Táchira, y es una de las promesas de la integración entre los dos países.

Duarte, parlamentario por Táchira, aseguró que el bloqueo es una orden de Maduro y del ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

Además, publicó en su cuenta de Twitter una imagen en la que se puede observar un vehículo militar sobre un puente.

"Puedo asegurar que estos militares que están allí, y muchos más que están en diferentes comandos, necesitan la ayuda humanitaria para ellos y para familiares. Vamos a ver si el día y la hora van a prohibir la entrada de medicamentos y alimentos. Atentos sin caer en la desesperanza", dice el mensaje que acompaña la foto.