•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El grupo de contacto sobre Venezuela llamó este jueves en Montevideo a la convocatoria de elecciones presidenciales "libres, transparentes y creíbles" para alcanzar una solución pacífica "propiamente venezolana" a la crisis.

Al término de su primera reunión, el grupo de países europeos y latinoamericanos se comprometieron en dos puntos principales: "establecer las garantías necesarias para un proceso electoral creíble en el menor tiempo posible" y "permitir la entrada urgente deasistencia de acuerdo a los principios internacionales".

Lea: “En Venezuela hay dos sistemas,no dos presidentes”

Para cumplir con ambos objetivos, el conjunto de países enviará una misión técnica a Venezuela, según la declaración final del encuentro en la capital uruguaya, leída en conferencia de prensa por el canciller anfitrión, Rodolfo Nin Novoa.

El despliegue y entrega de asistencia en áreas de necesidad, considerado "urgente", será coordinado con ACNUR, la agencia la ONU para refugiados.

También: Militares de EEUU están "preparados para proteger" a diplomáticos en Venezuela

En pos de sus resoluciones iniciales, el grupo de contacto internacional informó que establecerá contactos con ambas partes de la puja de poder en Venezuela y con socios regionales.

Anunció además que los representantes de los países miembros de grupo volverán a reunirse a principios de marzo para examinar los avances.

Para cumplir con ambos objetivos, el conjunto de países enviará una misión técnica a Venezuela. AFP/END

Entre los participantes, México y Bolivia se abstuvieron de firmar la declaración.

De interés: "¿Cómo luchar con hambre?": el chavista que protesta encadenado contra la corrupción

Consultado al respecto, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que el país "no puede (apoyar el llamado a elecciones) por mandato constitucional, que le impide la injerencia política interior de otros países".

Bolivia, en tanto, planteó el pedido de la suspensión de sanciones económicas a Venezuela, según Ebrard.

A la reunión, en la que la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ofició de co-anfitriona con el canciller de Uruguay, asistieron también los de México, Bolivia, Costa Rica y Ecuador, así como sus pares de España, Suecia e Italia. Participaron además funcionarios deAlemania, Francia, Reino Unido, Holanda y Portugal.