•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, aseguró en una conversación que mantuvo en 2017 que usaría "una bala" contra el periodista Jamal Khashoggi, si este no volvía al reino y dejaba de criticar a las autoridades de Arabia Saudí, informó este jueves el diario New York Times.

Esta información se conoce horas después de que la relatora de la ONU sobre la tortura, Agnes Callamard, asegurara en Ginebra que Khashoggi, columnista del Washington Post, fue víctima de "un asesinato brutal y premeditado" que fue "planeado y perpetrado por funcionarios de Arabia Saudí".

Lea: Erdogan insinúa que sospechosos en caso Khashoggi pudieron haber sido matados

El periodista fue asesinado por agentes saudíes el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí de Estambul.

El New York Times, que cita a exfuncionarios estadounidenses y funcionarios extranjeros conocedores de los informes de inteligencia, asegura que agencias de espionaje estadounidense interceptaron conversaciones del príncipe heredero.

También: Pompeo: Riad dice que responsables de muerte de Khashoggi rendirán cuentas

Según estas fuentes, en septiembre de 2017, Bin Salman trató con un ayudante identificado como Turki Aldajil la situación de Khashoggi, que ya había alarmado a las autoridades del régimen por sus crecientes críticas a las políticas de palacio.

En la plática, el príncipe heredero dijo que si no se podía convencer al periodista para que regresara a Arabia Saudí había que llevarlo de vuelta a la fuerza, siempre según el New York Times.

Mohamed bin Salman, príncipe heredero saudí. EFE/END

Bin Salman continuó asegurando que si no regresaba mediante alguno de estos dos métodos, entonces él personalmente iría tras Khashogi "con una bala".

De interés: Arabia Saudí dice que las inversiones se han mantenido pese al caso Khashoggi

Según analistas de inteligencia sin identificar citados por el diario, la frase de Bin Salman no habría que interpretarla al pie de la letra, pero sí como "una metáfora para enfatizar su intención de matar al periodista si este no regresaba a Arabia Saudí".

La publicación de esta información coincide con la visita del ministro de Exteriores saudí, Adel al Yubeir, a Estados Unidos, donde se ha reunido con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo.

Durante su reunión, ambos han destacado la importancia de continuar con la investigación sobre el asesinato del periodista saudí de manera "creíble y transparente".

El portavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino, indicó en un comunicado que Pompeo y Al Yubeir coincidieron, además, en la necesidad de que se responsabilice a todos los involucrados en este hecho.