•  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, pidió este sábado planificar mejor las ciudades al visitar este sábado las zonas afectadas por inundaciones y deslizamientos de lodo en el sur del país, declaradas en emergencia para atender a los damnificados como prioridad.

Vizcarra llegó este sábado al distrito de Aplao, en la región Arequipa, que el jueves sufrió un deslizamiento de lodo o huaico, en el idioma quechua, y dejó al menos cinco fallecidos y un centenar de damnificados.

El gobernante opinó que el cambio climático ha generado una intensa e inusual lluvia en zonas donde no se presentan precipitaciones de este nivel.

"Tenemos que planificar la ciudad mucho mejor, evitando usar sitios vulnerables, la naturaleza siempre recupera su espacio natural y se lleva carreteras, calles, esto no es de ahora, viene de hace años", afirmó Vizcarra al inspeccionar las construcciones más afectadas por los huaicos caídos en las últimas horas en Arequipa.

El mandatario declaró a RPP Noticias que lo primero será atender "a las personas que se han quedado sin nada; segundo, restituir los servicios, y la tercera, proyectar ciudades empezando por las zonas vulnerables".

Vizcarra arribó acompañado por cinco ministros de Estado, quienes estarán al frente de la supervisión de las labores de limpieza y restitución de los servicios de agua, electricidad y comunicaciones.

"Lo primero que hay que hacer es la limpieza y luego una evaluación de cada sector para, inmediatamente después de la limpieza, poder recuperar la infraestructura y la operatividad de todo el sistema", afirmó.

En las próximas horas, Vizcarra visitará igualmente las regiones de Tacna y Moquegua que han sufrido desbordes de ríos por las intensas lluvias y grandes deslizamientos de lodo en varios distritos urbanos.

A raíz de estos incidentes, el Gobierno declaró este sábado el estado de emergencia en varios distritos de las provincias de Lima, y en las regiones de Pasco, Áncash, La Libertad y Arequipa, afectadas por desbordes, inundaciones, lluvias y huaicos.

El mandatario declaró a RPP Noticias que lo primero será atender "a las personas que se han quedado sin nada; segundo, restituir los servicios, y la tercera, proyectar ciudades empezando por las zonas vulnerables".

En la región de la capital, están declaradas en emergencia las provincias de Canta, Huarochirí y Lima "por peligro inminente ante inundaciones y movimientos en masa durante el periodo de lluvias".

En la región andina de Pasco, la medida se extiende a distritos de las provincias de Oxapampa, Daniel Alcides Carrión y Pasco.

En la norteña Áncash, la emergencia se aplicará en los distritos de Alfonso Ugarte y Quiches, en la provincia de Sihuas, y en los distritos de Pomabamba y Parobamba, en la provincia de Pomabamba, que sufrió huaicos en la última semana con al menos tres fallecidos.

La región costera de La Libertad también tiene a los distritos de Taurija y Rupay, en la provincia de Pataz, declarados en emergencia por peligro inminente ante un probable desembalse de lagunas y ríos.

Asimismo, el distrito de Aplao, en la surandina Arequipa, está en emergencia por las intensas precipitaciones que han generado un enorme deslizamiento de lodo, además de los distritos de Quequeña y Río Grande, donde dos mineros murieron sepultados por un huaico.

En la víspera, el Gobierno había declarado en emergencia localidades de Tacna y Moquegua.