•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Gazprombank, el banco que buscó Nicolás Maduro como refugio financiero tras las sanciones de Estados Unidos, habría congelado las cuentas a PDVSA, de acuerdo con información de la agencia de noticias Reuters.

La decisión de Gazprombank se conoció el domingo, menos de diez días después de que el vicepresidente de finanzas de PDVSA, Fernando de Quintal, informara a sus clientes que hicieran los depósitos en la institución rusa, como estrategia para evitar las sanciones de Estados Unidos.

PDVSA, en un tuit, negó el propio domingo que el banco ruso le hubiese congelado las cuentas, como afirmó una fuente a la agencia Reuters.

Gazprombank no ha emitido una posición oficial sobre el tema.

De ser cierta la información, el de Gazprombank sería un nuevo golpe para una atribulada PDVSA y el cada vez más aislado Nicolás Maduro, quien desde enero ha visto un cerco financiero en su contra.

Gazprombank, de acuerdo con Reuters, es el tercer principal acreedor ruso para Venezuela y maneja fondos de PDVSA desde 2013, cuando firmaron un convenio por mil millones de dólares para financiar a una entidad llamada Petrozamora.

Ahora, los fondos de Petrozamora también habrían sido congelados.

Hasta el momento no se ha confirmado cuánto dinero tiene PDVSA en Gazprombank.

Los golpes financieros contra Nicolás Maduro

El primer golpe contundente que sufrieron las finanzas de Nicolás Maduro lo dio Estados Unidos, al sancionar a PDVSA, al finalizar enero.

Desde entonces, todo ha sido como una bola de nieve creciendo en contra de Maduro.

Según Estados Unidos, de forma directa las sanciones contra Venezuela son por 7 mil millones de dólares.

Y luego, anualmente, los fondos congelados a PDVSA serán de 11 mil millones de dólares.

Una protesta en Venezuela en contra de Nicolás Maduro. Archivo/END

Ese es el punto de partida de las sanciones contra PDVSA, pero no el de llegada.

Tras la decisión de Estados Unidos, empresas de Rusia y China continental han cortado relaciones con PDVSA.

Lukoil, por ejemplo, suspendió con PDVSA un contrato de suministro de productos petroleros, según The Wall Street Journal.

PetroChina, por su parte, dejó fuera a PDVSA de un megaproyecto de refinería, valorado en 10 mil millones de dólares.

Y la oposición venezolana anunció la semana pasada que lograron congelar 1,200 millones de dólares que Maduro intentaba trasladar de bancos europeos a una institución en Uruguay.

En declaraciones a BBC y Euro News, la semana pasada, Maduro declaró que sufre una “guerra económica” que supera los 10 mil millones de dólares.

En la acera contraria, el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, mantiene que todos los fondos congelados serán usados en beneficio de la población.

PDVSA sufre una crisis, tanto por las sanciones de Estados Unidos como por la crisis interna en Venezuela. Archivo/END

El declive de PDVSA

Cercada por las sanciones, PDVSA vive sus momentos más difíciles, tras una década de bonanza por los altos precios del petróleo.

Los expertos indican que en 10 años (2004 – 2014) PDVSA captó 750 mil millones de dólares, pero ahora sufre un déficit.

PDVSA tiene 150 mil empleados y ha sido la gallina de los huevos de oro tanto para el gobierno del fallecido Hugo Chávez como para Maduro.

Las sanciones impuestas por Estados Unidos tocaron a Citgo, la filial de PDVSA en suelo estadounidense, donde tiene tres refinerías.

“Las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela también afectarán a las empresas norteamericanas con que PDVSA había venido trabajando sin problema alguno. Citgo es una empresa estatal de capital venezolano”, dijo en su momento el presidente de PDVSA, Manuel Quevedo.

Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela. EFE/END

Una investigación del Parlamento venezolano cuantificó en 11,000 millones de dólares las pérdidas en PDVSA, a causa de la malversación de fondos durante la bonanza (2004-2014).

PDVSA produce 1.3 millones de barriles de petróleo al día, muy lejos de los más de 3 millones de barriles diario que producía hace menos de una década.