• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • EFE

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) pidió este jueves a la Fuerza Armada del país permitir el ingreso de la ayuda humanitaria solicitada por el Parlamento y que se encuentra bloqueada en la frontera con Colombia por orden del Gobierno de Nicolás Maduro.

"Invitamos a la Fuerza Armada Nacional para que se ponga del lado del pueblo al que pertenece (...) no deben cumplir órdenes que atenten contra la vida y seguridad de la población. En estas circunstancias deben permitir el ingreso y la distribución de la ayuda internacional", dijo en un comunicado la CEV.

En el texto, la iglesia señala que la población venezolana necesita la ayuda humanitaria al recordar las deficiencias que existen "en materia de alimentación, salud, derechos humanos", y en se sentido, afirma que el "régimen tiene la obligación de" facilitar la entrada y distribución de las donaciones.

En Venezuela la severa crisis económica ha ocasionado desde hace cinco años escasez de medicinas y alimentos, una situación que se agrava a medida que pasa el tiempo, y aunque el Gobierno ha reconocido "tener problemas" en este sentido, se niega a aceptar las donaciones de Estados Unidos y otros países.

La Administración de Nicolás Maduro rechaza la ayuda argumentando que puede dar paso a una invasión extranjera, que son donaciones "podridas" y por ello ordenó el bloqueo de la frontera con Colombia, específicamente en el puente Tienditas, que conecta a ambos países y donde se almacenan toneladas de medicinas y alimentos.

Maduro además ha ordenado el cierre de la frontera con Brasil a partir de las 20.00 hora local de este jueves (00.00 GMT) y evalúa hacerlo con Colombia.

Sin embargo, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien se adjudicó las funciones como presidente interino hace casi un mes con el apoyo de medio centenar de países, insiste en que las donaciones entrarán al país "sí o sí" este sábado y para ello se ha trasladado hasta la frontera con Colombia.

Para el ingreso de esta ayuda, el Parlamento ha promovido un voluntariado al que también se ha sumado Cáritas de Venezuela, según se lee en el comunicado de la iglesia de este jueves.

"En la actual crisis humanitaria, Cáritas renueva su compromiso de participar, junto a otras organizaciones, en la recepción y distribución de la ayuda humanitaria, aportando su experiencia y capacidades. Cáritas se sumará a la ayuda en esta crisis bajo los principios de respeto a los derechos humanos y humanitarios", dijo.