•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, condenó la "represión desplegada por (Nicolás) Maduro" en los pasos fronterizos con Brasil y Colombia el sábado, cuando la oposición intentaba ingresar ayuda humanitaria al país, e hizo hincapié en la "dramática" situación que vive Venezuela.

"La situación en la que viven los venezolanos es dramática. Quiero condenar la represión desplegada por Maduro y sus acciones para impedir que el pueblo venezolano reciba la ayuda humanitaria", escribió en su cuenta de Twitter el presidente.

Este sábado se sucedieron graves incidentes en las fronteras de Venezuela con Brasil y Colombia, en el marco de la operación coordinada por varios países para introducir alimentos y medicinas en la nación caribeña, y cuya entrada fue bloqueada por funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro.

La oposición venezolana, que no reconoce el nuevo mandato de 6 años que juró Nicolás Maduro el pasado 10 de enero, asegura que el país atraviesa una "emergencia humanitaria compleja" y ha pedido ayuda a la comunidad internacional para atenderla.

La ayuda humanitaria fue solicitada por el jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, quien se proclamó en enero pasado presidente interino del país al considerar al mandatario Nicolás Maduro un "usurpador" del Poder Ejecutivo.

"Una vez más renuevo el apoyo de Argentina al presidente encargado Juan Guaidó y a los esfuerzos de la Asamblea Nacional para lograr que lleguen los alimentos y las medicinas tan necesarios para aliviar el sufrimiento que Maduro ha impuesto sobre su propio pueblo", agregó Macri.

Argentina forma parte del Grupo de Lima, integrada por 14 países americanos que han mostrado públicamente su apoyo a Guaidó.

Guaidó, que se encuentra en la ciudad colombiana de Cúcuta y estuvo este sábado al frente de la operación para trasladar la ayuda humanitaria al interior de Venezuela desde allí, se reunirá el lunes con el Grupo de Lima en Bogotá.

En las líneas divisorias con Brasil y Colombia -cerradas desde el viernes en la noche- autoridades venezolanas impidieron el paso a un cordón humanitario que buscaba facilitar la entrada de la ayuda cargada por camiones.

En la frontera con Colombia se calcula que hubo al menos 285 heridos, mientras la oposición venezolana habla de 14 muertos y más de 20 heridos de bala en la localidad de Santa Elena de Uairén, en el estado Bolívar, limítrofe con Brasil.

Según las autoridades colombianas, más de 60 militares venezolanos desertaron el sábado y pidieron refugio en Colombia, en medio de la crisis .