•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, reconoció que persiste la escasez de alimentos básicos como el aceite vegetal, el pan, el huevo y el pollo, y pidió a su Gobierno mayor control de los procesos económicos "importantes para la vida cotidiana", informaron este viernes medios oficiales.

En una reunión con su Consejo de Ministros, Díaz-Canel insistió en la necesidad de "cerrar los ciclos productivos", porque el "esfuerzo" para que las "importaciones sucedan a tiempo" no sirve de nada si "luego surgen problemas con contrataciones del transporte o el retraso de algunos embarques".

 Lea: Miguel Díaz-Canel dice que EEUU no tiene prestigio para criticar voto constitucional

"Necesitamos una dinámica más creciente de la economía en este año, para lograr un impacto en la alimentación de la población, en la vivienda, en el transporte y en la informatización, por solo mencionar algunos elementos que son importantes para la vida cotidiana", dijo el mandatario, citado por el diario estatal Granma.

Estas declaraciones se producen en medio del descontento popular causado por la falta de aceite vegetal en los comercios estatales, frente a los que se forman largas filas de clientes, a los que el Gobierno ha decidido vender solo dos botellas del alimento por persona para evitar la especulación.

Los cubanos descargan su frustración en las redes sociales, donde circulan mensajes de protesta. Foto: Archivo/END

Los huevos, el aceite, el pan, la harina de trigo y el pollo han sido las últimas víctimas del desabastecimiento crónico que sufre Cuba desde hace décadas, donde es usual que escaseen de manera cíclica alimentos como la leche en polvo e incluso la sal.

En los estantes de la red estatal de tiendas también suelen faltar artículos de higiene y aseo como las compresas, el papel sanitario y, más recientemente, los paños para limpiar el suelo.

 De interés: Cuba opta por la continuidad al ratificar por mayoría su nueva Constitución

Los cubanos descargan su frustración en las redes sociales, donde circulan mensajes de protesta y memes como el que muestra una botella de aceite y dos panes sobre un altar con velas.

Durante la reunión del Consejo de Ministros, celebrada esta semana y reseñada hoy por el diario Granma, Díaz-Canel aseguró que el "seguimiento a las inversiones será constante".

El Estado cubano mantiene desde hace 56 años una cartilla de racionamiento subvencionada. Foto: Archivo/END

El mandatario, que asumió el poder en abril de 2018, llamó a mantener una especial atención "sobre las líneas económicas, tanto industriales como alimentarias, para que la población no se afecte".

Díaz-Canel recordó las indicaciones de su antecesor, el expresidente y actual líder del gobernante Partido Comunista de Cuba (único legal), Raúl Castro, quien recomendó dar prioridad a los programas agrícolas para lograr el autoabastecimiento alimentario.

 Además: Cuba vota nueva Constitución atenta a Venezuela y en la mira de EEUU

La isla (11,2 millones de habitantes) importa entre el 60 y el 70 % de los alimentos que consume.

El Estado cubano mantiene desde hace 56 años una cartilla de racionamiento subvencionada, que aunque ha visto muy menguada su lista de productos, todavía incluye la venta de arroz, granos, azúcar, 80 gramos de pan diarios por persona y 10 huevos al mes a precios simbólicos.

La isla (11,2 millones de habitantes) importa entre el 60 y el 70 % de los alimentos que consume. Foto: Archivo/END

Esta canasta básica siempre ha sido prioridad del Gobierno cubano, aún en medio de la escasez, pero su reducido contenido obliga a los cubanos a comprar la mayoría de sus alimentos en la red estatal de tiendas de oferta y demanda, a precios mayores y con una limitada variedad de productos.

El desabastecimiento de harina de trigo en las últimas semanas de 2018 tuvo como víctimas colaterales a los negocios privados de repostería y pastelería, que en varios casos tuvieron que cerrar sus puertas en medio de las fiestas por el Fin de Año, aunque ya todos han reiniciado sus operaciones.

 Además: Referendo Constitucional en Cuba: sí o no por el socialismo

La ministra de la Industria Alimentaria, Iris Quiñones, adelantó en la reunión de esta semana que en marzo deben aumentar "los niveles de producción de harina, al tiempo que se irán recuperando los atrasos".