•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Gobierno brasileño defendió este sábado en un comunicado oficial que el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, que se proclamó jefe de Estado encargado de su país, pueda regresar a Venezuela sin incidentes y sin violaciones a sus derechos tras su gira por Latinoamérica.

"El Gobierno brasileño, al rechazar las intimidaciones y amenazas del régimen (de Nicolás) Maduro contra el presidente encargado de Venezuela y su familia, manifiesta la expectativa de que su regreso a Venezuela ocurra sin incidentes", según un comunicado divulgado este sábado por el ministerio de Relaciones Exteriores.

La cancillería agregó en su nota que igualmente espera que "los derechos y la seguridad del presidente Guaidó, de sus familiares y de sus asesores sean plenamente respetados por aquellos que aún controlan el aparato de represión del régimen".

El líder del Parlamento venezolano, Juan Guaidó EFE/END

La víspera, el canciller brasileño, Ernesto Araújo, ya había dicho que Brasil considera "completamente absurda" la posible detención cuando ingrese a Venezuela de Guaidó, que es reconocido como presidente por cerca de 50 países.

Guaidó ha dicho que, tras la gira que en la última semana lo llevó por Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador, pretende regresar a Caracas a más tardar el lunes "pese a las amenazas" de que puede ser encarcelado por haber violado la prohibición de salir del país que le impuso el juez que lo investiga por su decisión de proclamarse presidente interino de Venezuela el 23 de enero pasado.

"Esperamos que eso no ocurra. Sería un absurdo. Tenemos que ver cuál sería la reacción de Brasil a un completo absurdo", aseguró el ministro brasileño de Relaciones Exteriores en declaraciones que concedió a periodistas el viernes.

Guaidó fue recibido el jueves con honras de presidente en Brasil, a donde llegó procedente de Colombia, país al que había viajado para encabezar el intento de llevar a Venezuela la ayuda humanitaria donada por varios países, que se frustró por el cierre de fronteras ordenado por el Gobierno de Nicolás Maduro.

 El jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela Juan Gauidó habla durante un pronunciamiento conjunto con el presidente de Brasil Jair Bolsonao . EFE/END

De acuerdo con el ministro, en caso de que la prisión de produzca, Brasil estudiará las medidas que adoptará, aunque cualquier cosa lo hará en coordinación con los demás miembros del Grupo de Lima.

El pronunciamiento de Brasil coincidió con uno de la Unión Europea (UE), que avisó este sábado que cualquier acción que pueda poner en peligro "la libertad, seguridad o integridad personal" del líder de la Asamblea Nacional de Venezuela incrementaría la tensión y merecería ser condenada.

La advertencia fue hecha por la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, en una declaración en nombre de los Veintiocho en la que subrayó que la posible detención de Guidó "representaría una gran escalada de tensiones y merecería la firme condena de la comunidad internacional".