•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, atribuyó el silencio oficial que se mantiene después de su regreso al país el lunes a contradicciones internas dentro del chavismo.

Antes de su regreso, Nicolás Maduro había declarado que Guaidó tendría que encarar a la justicia por haber evadido la prohibición de salida del país.

“Están ahogados en contradicciones. No tienen cómo responder al pueblo de Venezuela”, dijo Guaidó a periodistas al ser interrogado sobre cómo explica que no se haya producido aún alguna reacción de parte del gobierno de Nicolás Maduro al recibimiento que tuvo, con concentraciones de decenas de miles de sus seguidores en Caracas y otras ciudades.

En abierto desafío a Maduro, el dirigente mantuvo este martes —feriado por carnaval— una reunión con sindicatos de la administración pública, a los que plantea ir hacia un gobierno de transición. 

Guaidó había burlado una prohibición judicial de salida del país el pasado 22 de febrero, cuando asistió en Cúcuta (Colombia) a un megaconcierto para recaudar ayuda humanitaria para Venezuela

El parlamentario también intentó coordinar en Cúcuta el ingreso a Venezuela de toneladas de alimentos e insumos médicos, operación que fracasó ante el cierre de fronteras ordenado por Maduro, que la consideró como un pretexto para una intervención militar liderada por EE. UU.

Luego, Guaidó participó en Bogotá en una reunión del Grupo de Lima y el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence. Además, fue recibido con honores en sus países respectivos por los presidentes de Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador.

El lunes, el también jefe de la Asamblea Nacional regresó a Caracas junto a su esposa Fabiana Rosales en un vuelo comercial desde Bogotá, con escala en Ciudad de Panamá.

Huelga contra Maduro

Guaidó respaldó este martes una propuesta de sindicatos de la administración pública para organizar una serie de huelgas para presionar la salida del gobierno de Nicolás Maduro.

“El paro escalonado es una propuesta de los trabajadores públicos para que más nunca trabajen para la dictadura”, declaró en rueda de prensa Guaidó, tras reunirse con líderes sindicales en la sede del Colegio de Ingenieros, en Caracas. Guaidó anunció también que se prepara una ley para proteger a los funcionarios que sufran despidos.

“Nosotros pedimos la reunión la semana pasada. También pedimos la ley de garantías en el marco de esos paros escalonados, porque sabemos que el régimen va a despedir a quienes participen”, dijo a la AFP Ana Yánez, del sindicato Unete.

Los sindicatos aún no han anunciado cuándo o en qué sectores se cumplirán esos paros y acordaron reunirse en los días sucesivos con el parlamento.

“La administración pública está prácticamente paralizada. En las alcaldías van a trabajar solo tres veces a la semana y apenas medio día”, comentó Yánez.

El salario mínimo en Venezuela es de 18,000 bolívares mensuales (unos seis dólares), que apenas alcanza para dos kilos de carne por una hiperinflación que el FMI proyectó en 10,000,000% para 2019.

Anuncian contramarchas

Por su parte, Maduro llamó este martes a realizar marchas antimperialistas el sábado, cuando sus detractores planean manifestarse en todo el país para seguir presionando por un cambio de Gobierno.

“Día del antiimperialismo norteamericano y vamos a las calles el 9 de marzo, a marchas antiimperialistas a conmemorar el día del antimperialismo (...). A la calle el pueblo, al combate el pueblo”, dijo el líder chavista en alocución transmitida obligatoriamente por todas las estaciones de radio y televisión. 

Maduro ofreció este discurso en Caracas, en medio del acto por el sexto aniversario del fallecimiento del presidente Hugo Chávez (1999-2013) al que asistieron varios ministros y familiares del fallecido líder socialista.

Anuncios importantes

Desde allí adelantó que el próximo viernes, en el marco del Día de la Mujer, hará “importantes anuncios” y que habrá “una gran movilización de las mujeres venezolanas”, aunque no ofreció mayores detalles sobre estos temas. 

Maduro llamo a la unión de Venezuela y a “no caer en provocaciones nunca” sin mencionar expresamente las acciones que emprende en su contra el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente encargado al considerar que el líder chavista “usurpa” la Presidencia por haber ganado la reelección en comicios cuestionados.