•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Militares y policías venezolanos bloquearon este miércoles a cientos de estudiantes que intentaban cruzar un puente fronterizo para ir a sus escuelas en Colombia, lanzando gases lacrimógenos y perdigones, sin que se produjeran heridos, denunciaron parlamentarios opositores.

Junto a sus padres, colegiales uniformados forcejearon con policías y guardias nacionales apostados con escudos en el paso binacional Francisco de Paula Santander, en la localidad de Ureña (este), según un video difundido por el diputado Franklin Duarte en su cuenta de Twitter.

"¡Queremos estudiar, queremos estudiar!", gritaron los menores frente a los efectivos antes de que se escuchara una detonación, presuntamente una bomba lacrimógena para dispersar a la multitud, que reaccionó alarmada.

"La Guardia Nacional no les permitió el paso, lanzaron perdigones y gases lacrimógenos al aire", aseguró Duarte a la AFP, indicando que unos 5.000 menores venezolanos estudian en la ciudad colombiana de Cúcuta.

La frontera con Colombia está cerrada desde el pasado 22 de febrero por orden del presidente Nicolás Maduro, que impidió así el ingreso de toneladas de alimentos y medicinas donadas por Estados Unidos a la oposición venezolana.

Maduro considera que esa ayuda era el pretexto para una intervención militar norteamericana destinada a derrocarlo, por lo que reivindica su bloqueo, el 23 de febrero, como una "victoria".

Disturbios en el estado Bolívar (fronterizo con Brasil), por donde también se intentó ingresar la asistencia, dejaron siete muertos y decenas de lesionados.

Ciudadanos Venezolanos cruzan con sus pertenencias hacía Colombia por el río y toman caminos rurales, debido al cierre de los pasos fronterizos / EFE"Rechazamos el bloqueo que están sufriendo nuestros niños que intentan ir a clases en Cúcuta. Todos nuestros niños tienen derecho a la educación", señaló en Twitter el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países y quien dirigió el fallido ingreso de las donaciones.

Duarte, diputado por el fronterizo estado Táchira, explicó que el número de venezolanos que estudian en Cúcuta ha ido en ascenso debido a la deserción masiva de profesores ante la grave crisis del país petrolero.

Según el diputado, para poder ir a clases algunos alumnos deben transitar por trochas, donde grupos armados partidarios de Maduro les cobran cerca dos dólares, casi la tercera parte del sueldo mínimo venezolano.

"Se adueñaron de las trochas y ahora cobran vacuna (extorsión), es difícil pagar todos los días", comentó el político, recordando que hacia Colombia cruzan diariamente muchos venezolanos para trabajar y recibir tratamientos médicos, escasos en su país.