•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos quince personas fallecidas se registraron en Ecuador como consecuencia de los efectos de la temporada lluviosa que inicio en octubre pasado, informó este miércoles la Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE).

Los temporales que se han presentado en diferentes zonas del país han dejado en los últimos cuatro meses "15 fallecidos, 44 heridos, 8.130 personas afectadas, 419 damnificados, 105 viviendas afectadas y 20 estructuras educativas" lesionadas, precisó el SNGRE en un informe proporcionado a Efe.

También: Pronostican vientos de más de 90 kilómetros y brisas inesperadas esta semana

La provincia amazónica de Morona Santiago registró el mayor número de víctimas mortales (9), seguido de la tropical de Santo Domingo de los Tsáchilas (2) y de Bolívar, Esmeraldas, Loja y Zamora Chinchipe con un fallecido cada una, precisa el estudio.

Las zonas más afectadas por inundaciones fueron las de las provincias costeras de Manabí, Esmeraldas, Los Ríos, Guayas y El Oro, aunque también se han reportado problemas en las amazónicas de Morona Santiago y Napo, así como en la andina de Bolívar.

Al menos quince personas fallecidas se registraron en Ecuador como consecuencia de los efectos de la temporada lluviosa. Imagen referencial. Archivo/END

El informe también precisa que, a nivel nacional, se registraron 16.757,5 metros lineales de carreteras afectadas, 20 bienes públicos dañados, dos puentes destruidos y que 96 familias fueron declaradas como damnificadas por los temporales.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) afirmó que las provincias más afectadas por las intensas lluvias caídas entre enero y febrero de este año han sido Santo Domingo de los Tsáchilas y Los Ríos.

Lea: Lluvias y deslizamientos han dejado diez muertos y 1.800 damnificados en Perú
Lea: Presidente peruano pide planificar mejor ciudades, al visitar zonas inundadas

El Inamhi aseguró el pasado 1 de marzo que varios ríos de Ecuador se encontraban entonces en el umbral de advertencia o peligro debido al incremento de sus caudales por las fuertes precipitaciones.

A finales de febrero pasado el río Dulcepamba, a su paso por la provincia de Bolívar, fue declarado en emergencia, así como los caudales del Quevedo, el Zapotal y el Carrizal; mientras que días más tarde también fueron incluidas en esa lista el Esmeraldas (en la provincia del mismo nombre), el Portoviejo (Manabí) y el San Pablo (Los Ríos).