• La Habana, Cuba |
  • |
  • |
  • AFP

Cuba empezará a ofrecer servicios en red móvil 4G para "aliviar" la sobrecarga en la red 3G que empezó a ofrecer por primera vez hace tres meses, con amplia demanda, anunció este jueves la compañía estatal de telecomunicaciones (Etecsa).

La puesta en marcha de la 4G se iniciará de forma experimental en una zona del litoral norte de La Habana, con unos "10.000 usuarios que son altos consumidores de internet", y después se irá extendiendo gradualmente al resto del país, dijo a la televisión local el jefe del grupo inalámbrico de Etecsa, Eliecer Samada.

El directivo destacó que el desarrollo de la 4G, que ofrece posibilidades de alcanzar mayores velocidades de conexión, responde a una estrategia de la compañía para "aliviar la red 3G", que está sobrecargada.

Etecsa lanzó la 3G el pasado 6 de diciembre, pero esa red ha enfrentado dificultades de conexión y congestión de los servicios de voz y datos. Esos problemas se deben principalmente "al crecimiento exponencial que hemos tenido", explicó Kevin Castro, otro de los responsables de la empresa.

La 4G "nos va a generar una capacidad remanente en 3G, que podrá ser utilizada por los usuarios que consumen menos y les mejorará el servicio", agregó Castro.

Según Etecsa, "el 7% de los usuarios (de la red 3G) consumen el 52% del tráfico".

Los cubanos, con un salario promedio de 30 dólares al mes, se quejan además de las tarifas de la 3G, que es de 10 centavos de dólar por mega (reducido a dos centavos por navegar en sitios web cubanos), con paquetes que van desde siete dólares por 600 megas a 30 dólares por cuatro gigas. El servicio de llamadas móviles es aparte.

En Cuba, uno de los países del mundo con el acceso más restringido a internet, existen 5,3 millones de líneas móviles pese a sus altos costos, en una población de 11,2 millones de habitantes.

La mayoría de cubanos no tiene internet fija en sus casas. El servicio Nauta Hogar de Etecsa tiene apenas 60.000 clientes.

En la isla también funcionan 1.200 zonas wifi, principalmente en los parques y plazas, y 670 salas de navegación, donde los cubanos se conectan a internet por un dólar la hora.

Según cálculos oficiales, el 60% de los 5 millones de cubanos que acceden a internet lo hacen desde sus centros de trabajo o estudio.