•  |
  •  |
  • AFP

Un potente sismo de 7,1 grados en la escala de Richter sacudió la madrugada de hoy a Honduras, donde dejó al menos seis muertos, trece heridos y cuantiosos daños materiales en viviendas e infraestructuras, informó la Comisión Permanente de Contigencias (Copeco). "Ya tenemos un informe preliminar de seis muertos,13 heridos; 50 casas destruidas, dos puentes, 10 escuelas, dos edificios públicos, dos hoteles, tres maquilas y una iglesia dañadas", detalló la portavoz de Copeco, Ana Rivera. Hacia las once de la mañana "se habían registrado 17 réplicas, todas arriba de 4 grados" en la escala de Richter, añadió Rivera.

La primera víctima mortal fue un menor de 15 años, quien falleció al caerle encima su casa en la ciudad de La Lima, departamento de Cortés, 230 kilómetros al norte de la capital, manifestó el miembro de la Cruz Roja en esa comunidad, Antonio Hernández. Entre los muertos también se encuentran cuatro menores de edad, dos de ellos del departamento de Atlántida, uno de Colón y otro de Lempira. Asimismo, el señor Concepción Cerrano, de 51 años, habitante de Comayagua, perdió la vida después de haber sufrido un infarto a causa del terremoto.

No hay riesgo de tsunamis
El jefe de la Comisión Permanente de Contingencias, Copeco, Marco Burgos, descartó sin embargo que exista "riesgo de tsunamis" tras el sismo "porque el movimiento de las placas ha sido horizontal", según sus declaraciones a la radioemisora local América. El sismo fue causado por el movimiento entre la placa del Caribe y la placa Norteamericana. Por su parte, el Centro estadounidense de Alerta de Tsunamis en el Pacífico canceló la alerta de tsunami que había sido emitida tras el sismo. Marco Burgos señaló que es "muy prematuro para evaluar los daños pero ha sido un evento muy grande".

En el hospital Mario Catarino Rivas, en San Pedro Sula, habían ingresado siete personas con fracturas, heridas de diversa consideración y crisis de ansiedad, informó una radio local que dio cuenta de que el propio edificio de cuatro plantas había sufrido grietas y algunos daños.

El epicentro del sismo se situó exactamente a 63 kilómetros al norte de la isla caribeña de Roatán, en las turísticas Islas de la Bahía, paraíso de buceadores de todo el mundo, con unos 22.000 habitantes. El sismo "fue poderoso, pero no he visto heridos", declaró Kenton Pinet, recepcionista del gran hotel Infinity Bay en Roatan. Los 56 clientes del hotel fueron evacuados "tranquilamente, sin pánico", añadió.

Burgos aseguró que "los daños más importantes se pueden registrar en el valle de Sula", la zona de mayor desarrollo del país con más de un millón de habitantes y que alberga a la capital financiera, San Pedro Sula, sede de la asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA), los próximos días 2 y 3 de junio. De hecho, a muchos funcionarios de la OEA que ya se encuentran en los hoteles de la ciudad para preparar la reunión, les ha sorprendido el sismo, según medios locales.

Es mejor permanecer en espacios abiertos
El funcionario afirmó a Radio América que "no creemos que sea necesario suspender las clases" en el país. Por otro lado, indicó que hay daños en las infraestructuras, como en casas, y se registró un incendio en San Pedro Sula, mientras que en La Lima se registraron daños de edificios. También habían reportado daños en el puente 'La Democracia', 20 kilómetros al norte de La Lima, en el departamento de Yoro, por lo que se suspendió el paso sobre la vía. Burgos reconoció que en la regiones más afectadas "lo mejor es que la gente se quede en espacios abiertos o en albergues, hay que sacar las sillas a la calle o a las canchas de fútbol".

El sismo se registró a las dos y 24 minutos de esta madrugada a una latitud de 16,78 grados norte, y 16,16 longitud este y el epicentro se situó a 10 kilómetros de profundidad, según el director del departamento de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Gonzalo Cruz. La fuerte sacudida, que duró unos 30 segundos, se sintió en todo el país, incluida la capital, provocando pánico entre la población que se precipitó a las calles, según radioemisoras locales.

Cruz manifestó que el sismo ha afectado más a las comunidades que están en la costa, como islas de la Bahía, integradas por Roatán, Guanaja y Utila, en el Caribe, a 600 kilómetros al norte de la capital, Puerto de la Ceiba -la tercera ciudad de Honduras-, Trujillo y todo el litoral atlántico. "Fue un sismo que nosotros llamamos de corrimiento, causado por el movimiento relativo entre la placa del Caribe y la placa Norteamericana y ocurre en la confluencia de las dos placas", agregó el experto.

EU preparado para enviar ayuda
Ian Kelly, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, informó que este país está listo para suministrar ayuda al gobierno hondureño tras el sismo de esta madrugada, "aunque por el momento no ha habido ninguna petición". Asimismo, Kelly agregó que mantienen el viaje de la secretaria de Estado Hillary Clinton a la 39 asamblea ministerial  general de la OEA.