• Puerto Príncipe, Haití |
  • |
  • |
  • EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prestará 229 millones de dólares a Haití en medio de la profunda crisis económica y política que afecta el país, según anunció este viernes el Ministerio de Economía y Finanzas.

La información se dio a conocer al término de una visita que hizo esta semana a Haití una misión del FMI, que se reunió, entre otros, con el presidente de la nación, Jovenel Moise.

Lea: CIDH calcula en 26 muertos y 77 heridos las víctimas por protestas en Haití

El dinero se destinará a programas sociales y a la lucha contra la corrupción, pero activistas locales han cuestionado por las redes sociales que el acuerdo no esté acompañado, a su juicio, de un plan del Gobierno para su buen uso.

El anuncio se produce en medio de un agravamiento de la crisis eléctrica por una escasez de combustibles.

Según la compañía de electricidad nacional EDH, otro de los problemas es la falta de agua en algunas de las hidroeléctricas, a lo que se agrega la falta de pago por parte los usuarios.

También: La Saline, el rostro de la miseria que empuja a jóvenes haitianos a protestar

Haití atraviesa por una profunda crisis económica y política, agravada tras las masivas y violentas protestas de dos semanas que iniciaron el pasado 7 de febrero, el mismo día que el presidente Moíse cumplió dos años en el cargo.

En dichas protestas, convocadas por el Sector Democrático y Popular, una de las facciones mas radicales de oposición, murieron 26 personas, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), si bien la Policía no ha ofrecido datos sobre el número de víctimas.

Las manifestaciones, que han aumentado la inseguridad en Haití, el país más pobre de América, y han provocado un clima de incertidumbre, se produjeron en medio de una severa crisis económica, que se agravó este año por una fuerte depreciación del gourde, la moneda oficial, y una inflación galopante.

De interés: Haití vuelve tímidamente a la normalidad después de las violentas protestas

En sus protestas, los manifestantes exigen justicia en las supuestas irregularidades en el programa Petrocaribe, a través del cual Venezuela suministra petróleo a este país a precios blandos.

Una auditoría presentada a inicios de febrero por el Tribunal de Cuentas reveló irregularidades entre 2008 y 2016 en este programa y señaló a quince exministros y actuales funcionarios que están involucrados en este caso, así como una empresa que dirigía Moise antes de llegar a la Presidencia.